Conecta con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Actualidad

Felices 16, Debian

Aunque llego un día después, ya se sabe, «mejor tarde que nunca». Un 16 de agosto de 1993 un desconocido hacker llamado Ian Murdock anunció en la lista de correo comp.os.linux.development «la inminente finalización de una nueva versión de Linux, que voy a llamar Debian Linux Release».

debian.gif

En aquel momento Murdock no tenía ni idea de en lo que se convertiría su distribución, una de las más reputadas de toda la historia de este mundillo y sin duda un desarrollo legendario y que siempre se ha mantenido fiel a su contrato social. Tanto, que fue la base de la distribución de moda, Ubuntu. ¿Hacia dónde va Debian?

debian-0

Pues aunque ha habido algún que otro tropiezo -normal tras un periodo tan largo- los desarrolladores de Debian se han encargado de mantener la distribución muy viva, y ahora se espera con expectación la próxima versión Debian 6.0 «Squeeze», que será la primera que siga el roadmap con ciclos fijos de dos años para las versiones freeze.

Más interesante aún es la posible colaboración extra que podría surgir entre Ubuntu y Debian, y que podría ser la semilla de un futuro mucho más unificado en el mundo Linux. Aunque muchos abogan por la diversidad, esa unificación tendría muchas ventajas.

De momento, solo nos queda felicitar a Debian por esos 16 años en el candelero. Y que sean muchos más.

Advertencia, desplázate para continuar leyendo

37 Comentarios

Te recomendamos

Miscelánea

Ni estábamos muertos, ni estábamos de parranda. Estábamos, como veis, dándole una vuelta a MuyLinux, que falta le hacía y se nos ha liado...

Actualidad

El pasado 28 de abril de 2011 llegaba al mercado la versión final de Ubuntu 11.04 Natty Narwhal, una distribución que ya de por...

Actualidad

Kali Linux 2022.2 es la nueva versión de la distribución especializada en seguridad, la segunda en lo que llevamos de año y trae unas cuentas...

A fondo

La información sobre la que se sustenta esta entrada tiene un par de semanas, pero vale la pena no darla por perdida por las...