Conecta con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Prácticos

Cómo suscribirse a Ubuntu Pro y aplicar la extensión del soporte

Ubuntu Pro

Han pasado tres semanas desde que Canonical anunció la ampliación del plan Ubuntu Pro, un anuncio inesperado, pero bienvenido, gracias al cual la extensión del soporte de las versiones LTS de Ubuntu se pone a disposición de todos los usuarios, con límites, pero gratis.

En resumen, Ubuntu Pro es uno de los servicios parte del paquete de soporte empresarial Ubuntu Advantage, pero al que usuarios y empresas pueden suscribirse de manera independiente para sumar cinco años de soporte adicional a los cinco años de soporte corriente de los que goza cada versión LTS de Ubuntu, comenzando con Ubuntu 16.04 LTS.

Así, Ubuntu Pro extiende hasta los 10 años el soporte de Ubuntu LTS y lo hace gratis, con un límite de cinco máquinas. Una medida a buen seguro que bien recibida entre determinado tipo de usuarios, aun cuando la competencia sigue mejorando la oferta.

Sin embargo, Ubuntu es Ubuntu y Ubuntu Pro es un plan muy ventajoso, muy especialmente para el escritorio, ya que se mantiene el grueso de los repositorios a lo largo de todo el tiempo de soporte. Por lo tanto, no es de extrañar que el anuncio de marras haya levantado el interés en más de uno.

Sin ir más lejos, llegaron mensajes preguntándonos cómo suscribirse a Ubuntu Pro y aplicar la extensión del soporte, tanto en servidores como en equipos de trabajo. Así que me puse a ello para ver cómo se hacía… y me he dado cuenta de que aún está muy verde la cosa.

Cabe recordar en primer lugar que Ubuntu Pro está todavía en fase beta, aunque esto no se refiere tanto al procedimiento en sí como a todo lo que incluye el plan. El procedimiento, de hecho, no se prevé que cambie en el corto plazo y es importante que lo haya, pues es uno de los escollos de Ubuntu Pro.

Me iba a poner con el tutorial, sí, pero es lo suficientemente completo como para que no apetezca. Además, Canonical ha publicado su propio tutorial y tampoco era cuestión de copiar, pegar y traducir. Cualquier interesado en subirse al carro de Ubuntu Pro, deberá seguir las siguientes instrucciones:

Termino, pues, expresando mi descontento ante semejante parto: hay que simplificar el proceso sí o sí, y a ser posible, integrarlo en algún método visual para los usuarios de escritorio, porque tal y como está, desluce mucho.

Huelga decir que el ejemplo a seguir lo tienen en Red Hat, nombre que salió a relucir por el supuesto ‘golpe’ que Ubuntu Pro le daba a su oferta, cuando lo cierto es que Red Hat iguala y mejora la oferta de Ubuntu Pro con 10 años de soporte para hasta las 16 máquinas de manera gratuita.

Si a ello le sumas, o más bien le restas el tortuoso proceso
de Ubuntu Pro… blanco y en botella. O sea, rojo y en sombrero. Dicho lo cual, Ubuntu sigue estando por delante en la experiencia de escritorio y cinco años de soporte son más que suficientes para la mayoría de usuarios, sobre todo en el escritorio.

Advertencia, desplázate para continuar leyendo

Click para comentar
Advertencia
Advertencia

Te recomendamos

Actualidad

La lista TOP500 se encarga de recoger, un año más, las 500 supercomputadoras más potentes del mundo. A estas alturas no hace falta recordar...

Actualidad

Hay disponible una nueva versión de Tails y ya sabes qué significa: básicamente, descarga y o actualización obligatoria, y es que uno de los requisitos indispensables...

Actualidad

Fedora Silverblue es el sistema que ha puesto al escritorio Linux inmutable en la escena mainstream, cosa en la que obviamente ha influido lo...

Actualidad

AlmaLinux 9.1 es la nueva versión de la derivada de Red Hat Enterprise Linux (RHEL) que parece haber tomado la delantera a todas las demás,...