Conecta con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Actualidad

Análisis de Star Wars KOTOR 2 sobre GNU/Linux

Análisis de KOTOR II, sí, sobre GNU/Linux

 

Análisis de KOTOR II, sí, sobre GNU/Linux

Hoy os traemos un artículo un tanto atípico, correspondiente a una review hecha por mi de un videojuego. Hace tiempo que no publicamos nada por el estilo, y aprovechando la novedad de KOTOR 2 (Star Wars: caballeros de la Antigua República 2: los señores Sith) para GNU/Linux me he decidido por publicar una, que espero que os guste y os ayude a orientaros sobre si este videojuego merece o no la pena según vuestras preferencias.

Antes de empezar, me gustaría decir que prefiero analizar los juegos después de pasármelos, para así tener una visión más amplia y profunda de la jugabilidad a través de aspectos como la curva de dificultad, comprobar si el juego sufre altibajos en su desarrollo o dificultad y también para tener una mejor visión de la historia en caso de ser relevante. Sin embargo, como quiero aprovechar el tirón de la novedad y no dispongo del tiempo de antaño, tendré que hacer la review con lo que tengo hasta ahora, que no es mucho, pero sí suficiente para poder redactar mis impresiones, al menos las iniciales.

No soy un fan de Star Wars, y si me preguntáis por las películas os diré que no recuerdo nada salvo la famosa escena de “yo soy tu padre” pronunciada por el difunto Constantino Romero como Darth Vader. Aun así KOTOR 2 no tiene ninguna relación argumental con las películas, formando parte del llamado “universo expandido” de Star Wars. Evidentemente los fans de la saga identificarán muchos elementos, pese a todo, no hace falta ser conocedor de Star Wars para desenvolverse por KOTOR 2, con tan solo ser ducho con los juegos de rol basta.

El análisis constará de cuatro partes, gráficos, sonido, jugabilidad y diversión, que irán acompañados de otros apartados basados en mi propia experiencia personal desde el punto de vista puramente técnico.

Ordenador utilizado

  • CPU: Intel Core 2 Quad Q8300 de 2,5GHz
  • 8 gigabytes de RAM
  • GPU: NVIDIA GTX 650 de 1GB de VRAM con el driver privativo 349.16.
  • Sistema operativo: Kubuntu 14.04 con el kernel Linux 3.13
  • Resolución principal: 1920×1080 (FullHD/1080p)

Gráficos: 6,5

No se puede decir que KOTOR 2 destaque por su apartado gráfico, de hecho este apartado fue muy criticado por la nula evolución que supuso con respecto a la anterior entrega (que ojalá veamos también para Steam OS en un futuro).

Sinceramente, he visto acabados gráficos más espectaculares en una Game Cube, aunque con una carga poligonal muy inferior, obviamente. Las texturas no brillan, de hecho muchas de ellas me parecen pobres incluso para la época de las 128 bits. Los diseños de los personajes tienen un estilo muy de dibujos animados, una decisión artística totalmente válida y respetable, pero que termina provocando que estos se vean algo simples, sin muchos detalles. Los efectos de luces y sombras tampoco es que resalten ni siquiera comparados con juegos de la misma época (KOTOR 2 apareció en 2005 para Xbox).

001 Como se ve 720

Viendo que el apartado técnico no destaca, a lo mejor el apartado artístico se salva. Pues no, tampoco estamos ante otro caso The Witcher, cuya primera entrega no era ninguna maravilla técnica, pero que compensaba aquello con uno de los acabados artísticos más impresionantes que haya visto en un videojuego. A pesar de que a nivel artístico KOTOR 2 lo tenía todo bastante hecho al basarse en una vieja saga que empezó en los cines, se muestra como un juego sin alma, soso. Quizá los tan solo 8 meses que se emplearon en su desarrollo le haya pasado factura en este sentido.

También he detectado gráficos que desaparecen sin razón aparente, sobre todo con los NPC (non-player character) que literalmente parpadean en alguna que otra ocasión, de forma muy asilada. Esto no es grave siempre y cuando no se produzca en combates, pero aun así deja una sensación desagradable.

Advertencia, desplázate para continuar leyendo

Las animaciones cumplen sin más, aunque el personaje que estamos controlando da cierta sensación de estar patinando sobre el suelo en vez de caminando. Esto apenas es apreciable, pero es otro punto negativo que he encontrado que le quita realismo.

Y esta nota la he puesto analizándolo como un juego correspondiente a las 128 bits, porque al tratarse de una conversión no veía justo hacer una comparación con los juegos actuales, situación que habría dejando la puntuación en gráficos en un 3.

Sonido: 7,9

Tengo que reconocer que a nivel sonoro me esperaba bastante más de KOTOR 2, y esto es debido sobre todo a otro juego de Star Wars, el Rogue Squadron II: Rogue Leader, que apareció para Game Cube en el estreno de la 128 bits de Nintendo.

Rogue Leader puso el listón muy alto no solo para KOTOR 2, sino también para todo mi catálogo de juegos en general. En este apartado es en mi opinión el mejor juego que ha tenido Game Cube, con un doblaje bastante notable en comparación con lo que solemos recibir en España. Y evidentemente, tampoco se podía dejar atrás la impresionante banda sonora extraída directamente de las películas y los espectaculares efectos sonoros, que te sumergen por completo en el juego.

KOTOR 2 cumple, pero poco más. La banda sonora acompaña bien, recuerda a Star Wars, pero no suena épica, ni siquiera en los combates, donde a veces desaparece a saltos, dando una impresión desagradable. Los efectos tampoco brillan, cumplen sin más, y es que aquí nos encontramos con las mismas carencias que en los gráficos, con un apartado sonoro sin alma y falto de inspiración.

El doblaje en inglés sí es bastante aceptable por su parte, con unas voces creíbles y que pegan a la perfección con los personajes, salvo el principal, que no ha dicho ni pío hasta el momento, y ni espero que lo haga porque el juego está hecho así. Para mi esto no es ni negativo, ni positivo, y es más, estoy acostumbrado a que el personaje principal no diga nada gracias a la saga Zelda.

Jugabilidad: 9,2

Después de descubrir un apartado técnico que no brilla, el juego mejora de forma notable a partir de su jugabilidad.

KOTOR 2 es un juego que al principio puede abrumar un poco, pero que luego se hace bastante ameno e intuitivo con teclado y ratón. Podemos mover al personaje principal con las teclas W, A, S y D a la vez podemos seleccionar poderes, habilidades, personajes, objetos o acceder al inventario con el cursor del ratón. Evidentemente, todas estas posibilidades se pueden manejar desde el teclado, pero es ya memorizar demasiados atajos para mí.

A nivel de jugabilidad KOTOR 2 dista mucho de ser simple, aparte de mover los personajes por las distintas localizaciones y los combates en tiempo real, podemos acceder a ordenadores y manejarlos a través de listas predefinidas, ofreciéndonos en ciertas ocasiones la posibilidad de «hackearlos». El elegir una u otra opción en algunos ordenadores puede variar nuestro progreso en el momento en el que nos encontremos. También hay taquillas, contenedores y puertas que nos ofrecen la opción de intentar abrirlas forzando la cerradura o bien golpeando directamente.

El inventario es sencillo de manejar aunque un poco engorroso cuando se satura, y sobre las compras hay un detalle que no me ha gustado, y es la imposibilidad de poder marcar directamente que quieres varias unidades de un objeto, teniendo que repetir el proceso de compra en su totalidad por cada objeto que quieres comprar.

Por su parte el sistema de combate ha recordado un poco a Mass Effect, y no es para menos, porque la desarrolladora del primer KOTOR fue la misma que en el famoso juego de Electronic Arts, Bioware, uno de los pesos pesados del mundo del rol. Sin embargo aquí, en vez de dar órdenes a nuestros aliados, podemos controlarlos directamente, y si muere el personaje principal el combate puede seguir mientras haya un miembro del equipo en pie. Sinceramente este sistema me parece más realista y profundo que el de Mass Effect.

008 Combate en grupo 404

Los combates, como ya hemos dicho, transcurren en tiempo real y requieren de tomar decisiones de forma rápida y acertada, teniendo el jugador que estar muy pendiente de la situación de cada personaje para que este nos resulte lo más útil posible. Pese a todo siempre queda la posibilidad de pulsar la barra espaciadora y pausar el combate, para así poder analizar con calma la situación y tomar las decisiones que se crean oportunas. La interfaz resulta bastante sencilla y con un poco de práctica se le coge el truco, pudiendo modificar las posibilidades a través de dos flechas que aparecen en cada apartado, que nos permiten cambiar el poder a utilizar, los objetos, el tipo de ataque, etc. Además a cada personaje se le puede ajustar dos tipos de perfiles a la hora de portar armas, y yo aprovecho esto para poder tener la posibilidad de atacar utilizando dos espadas o dos pistolas. La actitud que queremos que tenga el personaje en los combates también se puede modificar, ofreciendo así muchas más variables tácticas.

El apartado jugable de KOTOR 2 es realmente completo, pero se deja dominar con facilidad. El único punto negativo es que a veces te puedes quedar algo enganchado en algunos tipos de puerta sin razón aparente, aunque por suerte siempre se puede salir de esas situaciones andando hacia atrás. No es un detalle muy importante, pero que ha impedido a KOTOR 2 tener un poco más de nota.

La curva de dificultad la he notado un poco brusca, aunque todavía no he recorrido lo suficiente del juego para determinar si es que el principio te lo pone muy fácil para que aprendas a jugar o bien continuará esta tendencia en lo que resta de juego. Por otro lado la curva de dificultad que he podido apreciar hasta ahora de KOTOR 2 no es de las peores que he visto en un videojuego, ni mucho menos.

Otro punto negativo que he encontrado ha sido el mapa, que está bien hecho para orientarte y saber tu localización, pero no se puede decir que sea muy allá a la hora de ayudarte a buscar localizaciones, resultando ser un poco confuso.

Diversión: 9,2

KOTOR 2 es un juego que ofrecer muchas posibilidades. Primero el jedi que escojamos al principio (que puede ser hombre o mujer) condicionará las mayores virtudes que tendrá, además le podemos asignar un nombre, aunque por desgracia el físico no resulta nada personalizable, solo pudiendo elegir caras predefinidas entre personas de distintas razas.

Además de las muchas posibilidades que ofrece, hay que tener en cuenta que casi cada decisión tendrá consecuencias y determinarán hechos futuros o bien la evolución de nuestro personaje como un jedi de luz o bien pasado al lado oscuro de la fuerza.

El juego nos puede hacer enfrentar a una gran variedad situaciones, pudiendo conducir una nave en una especie de carreras, juegos de cartas e incluso el tener que tomar el control de algún NPC para realizar ciertas misiones concretas. Sin duda el juego tiene posibilidades para aburrir, y uno se puede tirar horas haciendo misiones secundarias o bien entreteniéndose con lo que uno se encuentra en el transcurso del juego, pudiendo dejar la misión principal en un plano secundario durante periodos de tiempo considerables. También hay alguna que otra situación “espontánea” (están programadas, pero cuando recorres el juego por primera vez no te las esperas) en la cual podemos tomar la decisión de ayudar o bien dejar a un NPC a su suerte, influenciando esto en nuestra evolución como jedi de luz u oscuro.

Es difícil juzgar la historia con lo que poco que he recorrido, pero hasta ahora, sin resultarme lo más inmersivo que he visto en mi vida, me ha parecido interesante, con unos personajes secundarios con personalidad y cuyas relaciones con ellos pueden variar según las decisiones que se tomen en las conversaciones, pudiendo ganarse o no el protagonista su confianza.

El único punto negro que le he encontrado es que a veces te ves dando vueltas sin tener claro qué hacer, aunque esa es una situación muy típica en este tipo de juegos y no supone un gran inconveniente. De hecho eran algo más frecuentes en los juegos antiguos, ya que en los actuales el jugador tiene a disposición “pilotos automáticos” para no perderse en ningún momento del juego, una situación cada vez menos frecuente en los videojuegos.

Sobre la duración, por desgracia, no puedo determinarla en mis actuales circunstancias, pero llevo 14 horas jugadas (de las cuales reales son unas 11 porque he estado haciendo ciertos experimentos) y apenas he salido del principio, así que intuyo que estamos ante un juego bastante largo, que podría superar fácilmente las 20 horas de juego, una cantidad decente en los tiempos actuales.

Una conversión bien hecha

Escribir sobre “juego optimizado” me resulta un poco impreciso viendo que KOTOR 2 es un juego de 2005, pero vaya, a fin de cuentas me estoy refiriendo prácticamente a lo mismo cuando hablo de “conversión bien hecha”.

Al ser un juego antiguo, KOTOR 2 no tiene unos requisitos de sistema muy altos y es más, diría que los que aparecen en Steam están sobredimensionados.

Como habréis visto en el vídeo (perdonad si se ve muy movido, pero no tengo mejores medios), mi portátil Toshiba tiene unas características que lo hacen claramente menos potente que un i3 de cuarta o quinta generación, y posiblemente incluso de uno de tercera. Así que si os interesa comprar el juego no temáis si no tenéis instalado el blob oficial de NVIDIA, porque una IGP más o menos reciente o posiblemente una gráfica AMD 4000 o superior (con el driver libre) tendría que ir sobrado para jugar a KOTOR 2 a una calidad bastante alta. Cierto que en mi portátil he tenido que sacrificar calidad gráfica para hacerlo jugable, pero se consigue que sea jugable y eso es muchísimo.

Por otro lado el juego ocupa muy poca RAM, unos 250 megas aproximadamente, una cantidad que me resulta poca incluso para un juego de la época, así que solo queda felicitar a Aspyr por su excelente trabajo en este sentido.

010 Consumo de recursos de KOTOR II

Nota: 8,8

KOTOR 2 es un juego que combina un apartado técnico discreto con una jugabilidad que raya la perfección y un contenido muy bien resuelto.

La nota no resulta una media aritmética, y esto es debido a que no se le puede dar el mismo peso a los gráficos y al sonido que a la jugabilidad y a la diversión, estos dos últimos apartados son muchísimo más importantes que los otros. Aun así ese mismo apartado técnico le ha impedido convertirse en un juego sobresaliente a pesar de llevarse un notable muy alto.

Sin duda estamos ante un excelente juego de rol que hará las delicias de los fans de este género, independientemente de que sean o no fans de Star Wars, siendo este detalle menos importante de lo que parece porque a nivel argumental KOTOR 2 no tiene ninguna conexión con las dos trilogías de películas que hemos conocido hasta ahora, porque no hay que olvidar que hay una tercera en marcha.

Esto no será costumbre

MuyLinux no es una página de videojuegos, sino sobre Linux y el Open Source, así que no esperéis que estos análisis se conviertan en una sección o verlos con frecuencia.

Sin embargo de vez en cuando intentaremos publicar algún que otro análisis de ciertos juegos relevantes dentro del catálogo de Steam OS, aunque el hecho de tener unos ordenadores viejos me va a impedir hacer reviews de futuros lanzamientos importantes, como Batman: Arkham Knight, que tras su descalabro en Windows siento un morbo tremendo por ver si la versión para Steam OS puede terminar o no superando a la del sistema de Microsoft.

No cierro la puerta a analizar juegos que si bien llevan tiempo con nosotros, siguen siendo de lo mejor que hay disponible para nuestro sistema.

45 Comentarios

Te recomendamos

Miscelánea

Ni estábamos muertos, ni estábamos de parranda. Estábamos, como veis, dándole una vuelta a MuyLinux, que falta le hacía y se nos ha liado...

Actualidad

El pasado 28 de abril de 2011 llegaba al mercado la versión final de Ubuntu 11.04 Natty Narwhal, una distribución que ya de por...

Actualidad

Kali Linux 2022.2 es la nueva versión de la distribución especializada en seguridad, la segunda en lo que llevamos de año y trae unas cuentas...

A fondo

La información sobre la que se sustenta esta entrada tiene un par de semanas, pero vale la pena no darla por perdida por las...