Conecta con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Actualidad

Aquaris E4.5 Ubuntu Edition, una pieza de coleccionista

aquaris_ubuntu

aquaris_ubuntu

El Aquaris E4.5 Ubuntu Edition es una auténtica pieza de coleccionista, sí, y tanto si percibes esta descripción de cuatro palabras como positiva o negativa, vas a acertar y a equivocarte al mismo tiempo. Por lo tanto, al igual que no juzgarías un libro por su portada, no juzgues este artículo por su titular.

Pongámonos en situación. El pasado 6 de febrero se presentó en Londres el Aquaris E4.5 Ubuntu Edition, el primer smartphone del mundo gobernado por Ubuntu. Todo un hito. El dispositivo, fabricado por la compañía española BQ, es una modificación del mismo modelo que ya comercializaban con Android. Se trata de un terminal de gama de entrada dirigido inequívocamente al early adopter, expresión repetida por BQ en diferentes ocasiones y el dato más importante que vas a leer sobre este producto, aquí o en cualquier otro sitio.

Como se sabrá, el término early adopter es la etiqueta que se le pone al consumidor temprano de tecnologías, el que quiere probar todo lo nuevo y lo quiere conforme esté disponible. En este caso, además de al early adopter general se apunta, evidentemente, al entusiasta de Ubuntu que lleva años soñando con un móvil con su sistema operativo favorito. ¿Se ha hecho ese sueño realidad?

El Aquaris E4.5 Ubuntu Edition ha sido el primer terminal con Ubuntu en llegar al mercado y solo por eso ya puede considerarse como una pieza de coleccionista, pero queda muy lejos de aquel Ubuntu Edge que a tantos ilusionó. Claro que el Edge hubiera costado unos 650 euros, mientras que el Aquaris cuesta 169,90 euros. Imposible la comparación.

A mención del precio*, sin embargo, surge la pregunta de por qué el Aquaris con Ubuntu cuesta 10 euros más que el modelo con Android. Desde BQ explican que al basarse Ubuntu en un manejo gestual, se han eliminando los botones capacitivos típicos de Android y dicha modificación ha encarecido el producto. Una justificación razonable, de no ser porque lo que se aprecia a simple vista es un espacio no útil bajo la pantalla que deja la sensación de que la modificación se ha quedado a medias, al menos en lo estético.

*Actualización: En la última semana BQ ha subido el precio del modelo con Android, por lo que ahora ambos Aquaris E4.5 cuestan 169,90 euros.

aquaris-ubuntu-android

Android – Ubuntu

En efecto, el lanzamiento del Aquaris E4.5 Ubuntu Edition tiene más que algo de experimental, o es lo que parece: se advierte con la etiqueta de «para early adopters«, justificada principalmente por lo novedoso del sistema; se vislumbra en el diseño del aparato, que no se muestra tan «redondo» como es habitual en BQ; se siente al observar la estrategia comercial, porque el teléfono ha salido a la venta, pero no está a la venta. Hasta ahora todo han sido flash sales y lo único que ha declarado BQ al respecto es que la idea fue de Canonical y que estuvieron de acuerdo. A la pregunta de cuándo lo venderán con normalidad, la respuesta es: «por ahora solo flash sales«. No suena bien.

Tampoco ha gustado en ciertos sectores el hecho de que Ubuntu funcione en el Aquaris a base de controladores privativos -los mismos de su vesión Android-, componentes que no son muy amigables con Linux y, peor, de fabricantes tan cafres como MediaTek. El Meizu MX4 con Ubuntu caerá en la misma piedra, así que mejor no pensarlo. Al lío.

Aquaris E4.5 Ubuntu Edition: humilde pero apañado

Tras la introducción, analizamos por encima el Aquaris E4.5 Ubuntu Edition comenzando por lo material, por lo que se puede ver y tocar. Antes hay que advertir que el teléfono que se regaló a los invitados a la presentación y cuyas imágenes muchos habrán visto en blogs y redes sociales, no es exactamente igual al que vende BQ, de color negro y en caja pequeña. A continuación, las especificaciones técnicas (ver especificaciones completas):

Advertencia, desplázate para continuar leyendo
  • Pantalla 4,5 pulgadas y resolución de 960×540 píxeles
  • SoC Mediatek Quad Core ARM Cortex A7 a 1.3 GHz
  • 1GB de RAM
  • 8GB de almacenamiento interno
  • Cámara frontal de 5 MP y trasera de 8 MP
  • Batería de 2.150 mAh
  • MicroSD
  • Dual SIM
  • 9mm de grosor y 123 gramos de peso
aquaris_ubuntu

Imagen promocional con Android, modelo blanco

Salvando las distancias, el Aquaris E4.5 recuerda al iPhone 5 por su forma de líneas rectas y esquinas curvas, aunque mueve sus dos ranuras micro-SIM -también al estilo iPhone- al lateral izquierdo y deja los botones de volumen y encendido en el derecho. En la parte superior están las entradas de los auriculares y la tarjeta microSD (hasta 32 GB), imprescindible para ampliar los 8 GB de almacenamiento interno.

En cuanto al tamaño, las 4,5 pulgadas son el límite para garantizar un uso cómodo del dispositivo con una sola mano y a sabiendas de manejo gestual del que presume Ubuntu, así se entiende la elección del modelo. ¿Mermará entonces la experiencia de usuario en el Meizu MX4 y sus 5,4 pulgadas? Habrá que verlo, pero me aventuro a adelantar que no.

En resumen, el Aquaris E4.5 es en la forma un terminal discreto, sin sensación premium, pero agradable en las distancias cortas, ligero y totalmente manejable con una sola mano a golpe de pulgar. Las 4,5 pulgadas condensan una resolución qHD de 540×960 píxeles (240 PPI) que no destaca en la escena actual, pero que cumple. En general, correcto.

Rendimiento

Pasamos de puntillas por este apartado, y es que cómo explicarlo sin hablar también del sistema. El tipo de procesador y la cantidad de memoria son un estándar en la gama de entrada, que con Android da muy buenos resultados. Con Ubuntu se repite la jugada, a pesar de que, es mi impresión, al sistema de Canonical le pasa factura tirar tanto de aplicaciones web. La otra cara es, exceptuando el primer inicio, que Ubuntu arranca más rápido que cualquier Android en un dispositivo similar… (a quién le importa, ¿verdad?).

Cámara

El Aquaris E4.5 incluye una cámara frontal de 5 MP y otra trasera de 8 MP con autofocus y dual flash que graba vídeo en Full HD (1080p), equipada con sensores BSI de alta calidad y lentes Largan. Esta última es la más interesante, desde luego, y da lo que sus características indican: cámara modesta. Como añadido, la aplicación de cámara de Ubuntu tiene la posibilidad de hacer fotos en HDR y como muestra, dos fotos en calidad media -por defecto- con y sin HDR:

Autonomía

Punto crítico en la experiencia de usuario de cualquier sistema móvil y el borde más rugoso del Aquaris E4.5 Ubuntu Edition. La batería aguanta el día justo y sin darle mucha caña; cuando te quieres dar cuenta, el teléfono está apagado. Se esperaba más, pero aquí el sistema sí tiene mucho que decir y bugs al respecto que corregir, por lo que es muy probable que los poseedores del terminal vayan notando las mejoras conforme se sucedan las actualizaciones.

Conectividad

De nuevo, todo correcto y a diferencia de lo que he podido leer por ahí, ningún problema para conectarme por 3G a mi plan de datos.

Almacenamiento

Como hemos comentado, cuenta con 8 GB de almacenamiento interno, de los cuales reserva aproximadamente la mitad como espacio de almacenamiento personal, presentándolo como si del Ubuntu de PC se tratase, en un directorio con carpetas para documentos, descargas, música, etc.

No ahondamos más en el aparato. El Aquaris E4.5 Ubuntu Edition no engaña ni lo pretende: es un pionero justo en virtudes, pero con la calidad suficiente como para no decepcionar al intrépido consumidor que se lance a por él… siempre y cuando se obvien las comparaciones, claro está. Por su precio, hay alternativas más interesantes en el mercado. Pero ninguna viene con Ubuntu, lo que no solo le da un plus al teléfono: lo convierte en toda una pieza de coleccionista.

Debo aclarar, para que no hayan confusiones, que tratar este terminal de pieza de coleccionista no es una crítica hacia BQ, aunque reitero que no me convence nada lo de las ventas relámpago. Tal y como lo han hecho, BQ ha cumplido integrando el sistema en uno de sus modelos y a partir de ahí es Canonical la encargada de mantener el software. Sin quejas, más allá de lo mencionado. Pero si esta aventura funciona y Ubuntu se asienta, apostaría a que BQ hilará más fino la próxima vez.

En el mes y medio que ha pasado desde la presentación del Aquaris E4.5 Ubuntu Edition he leído muchos artículos y comentarios acerca de, y algunos daban a entender que el software muy bien, el hardware no tanto. Mi impresión ha sido un poco la contraria: BQ ha hecho un buen trabajo y Canonical lo está haciendo, y en el gerundio está la clave. Más sobre esto, en la siguiente entrega, dedicada por entero a Ubuntu.

76 Comentarios

Te recomendamos

Miscelánea

Ni estábamos muertos, ni estábamos de parranda. Estábamos, como veis, dándole una vuelta a MuyLinux, que falta le hacía y se nos ha liado...

Actualidad

Kali Linux 2022.2 es la nueva versión de la distribución especializada en seguridad, la segunda en lo que llevamos de año y trae unas cuentas...

Actualidad

Tras un año de espera, Inkscape 1.2 ha sido oficialmente publicado como estable para continuar con la evolución de este conocido software de creación...

Actualidad

systemd 251 ya está entre nosotros para continuar con la evolución de esta “suite de bloques básicos de construcción para un sistema Linux”, que...