Conecta con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Actualidad

Konqueror busca desarrollador

konqueror

konqueror

Konqueror, otrora el navegador web más popular de GNU/Linux y una de las aplicaciones nativas más potentes del entorno de escritorio KDE, necesita de un nuevo mantenedor que se encargue, al menos, de portarlo a Qt 5 y KDE Frameworks 5.

«Si estás interesado en Konqueror y quieres mantenerlo con vida, por favor, considera hacerte cargo de su desarrollo«, expone quien hasta ahora se hacía cargo de su mantenimiento, precisamente. Lo principal es su porte hace las nuevas tecnologías, pero ideas para mejorarlo también las hay.

Ahora bien, ¿merece la pena el esfuerzo? Hubo un tiempo en el que Konqueror, sin ser ya el mejor navegador web disponible para Linux, era una gran alternativa; hubo un tiempo en el que Konqueror era también el mejor navegador de archivos. Pero su activo fundamental nunca fue que pudiera hacer una cosa u otra mejor o peor, sino todo lo que podía hacer una sola aplicación (Konqueror sigue siendo uno de los clientes de FTP más sencillos y cómodos que existen).

Ha llovido demasiado desde los días de gloria del «conquistador», suplantado en labores de disco por un mucho más competente Dolphin y reemplazado a la hora de navegar por Internet por casi cualquier otra alternativa. Por lo tanto, ¿merece la pena el esfuerzo de seguir cargando con un muerto viviente que usan cuatro gatos, o es conveniente avanzar y dejar el pasado en su sitio?

Que nadie me entienda mal: yo mismo he sido usuario de Konqueror durante años, y a pesar de que -por lo de mezclar navegador web y de archivos- el ejemplo del Explorer de Microsoft fue terrible, Konqueror era algo diferente, con unas posibilidades tremendas que con el paso del tiempo y el abandono ya no suponen ningún plus.

Así, mi visión de la situación es: si no se va a llevar a Konqueror al lugar que merece, al siguiente nivel; si solo se trata de portar Konqueror para que siga estando ahí, dejadlo descansar. Konqueror ha dado mucho de sí, y como muestra un botón: sin Konqueror, sin su motor KHTML, no existiría WebKit, ni Chrome, ni tantos otros desarrollos derivados, al menos como los conocemos hoy en día.

No obstante, esta es mi opinión. Si no estás de acuerdo, adelante, colabora con el mantenimiento de Konqueror. Las puertas están abiertas de par en par y el aprendizaje te puede resultar de lo más provechoso.

Advertencia, desplázate para continuar leyendo

62 Comentarios

Te recomendamos

Actualidad

El pasado 28 de abril de 2011 llegaba al mercado la versión final de Ubuntu 11.04 Natty Narwhal, una distribución que ya de por...

Actualidad

Ciertamente, tener a Linux en las escuelas o, dicho con más propiedad, tener a GNU/Linux en las escuelas, no debería ser una pregunta abierta...

Actualidad

Hace menos de seis meses que publiqué el extenso análisis de Ubuntu 11.04, y en aquella ocasión dejé claras mis impresiones: Unity había provocado...

Miscelánea

Ni estábamos muertos, ni estábamos de parranda. Estábamos, como veis, dándole una vuelta a MuyLinux, que falta le hacía y se nos ha liado...