Conecta con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Actualidad

Tumbleweed, la versión ‘rolling-release’ de openSUSE

opensuse-tumbleweed

opensuse-tumbleweed

Mañana se lanzará oficialmente openSUSE 13.1 y si eres usuario de esta distribución, puede que te estés planteando si vale la pena actualizar o no, ya que openSUSE 12.3 está ahora en su mejor momento. La respuesta corta es sí, vale la pena y mucho. La larga os la daremos en unos días, cuando publiquemos la revisión. Sin embargo, ya sabes que hay una tercera opción que, hasta hoy, no habíamos tratado en profundidad en MuyLinux: Tumbleweed.

Tumbleweed es la rama rolling-release de openSUSE. Al estilo de Arch Linux y otras distribuciones rolling-release, Tumbleweed se actualiza de manera continua, pero solo con versiones estables de los paquetes que componen un sistema que no es necesario reinstalar nunca, porque siempre está a la última.

Así, Tumbleweed tiene sus ventajas e inconvenientes, y éstos pueden causarle más de un disgusto a usuarios novatos o poco dados a utilizar la línea de comandos. Si no lo ves claro, te recomiendo que no pongas en práctica nada de lo que aquí explico; o hazlo bajo tu cuenta y riesgo.

Es más, no le recomendaría Tumbleweed a ningún usuario normal, porque para estar a la última con el entorno de escritorio, el kernel o muchos de los componentes y aplicaciones más populares, no es necesario. Los usuarios de openSUSE tienen a su disposición una buena cantidad de repositorios comunitarios muy bien mantenidos, y de hecho algunos están más actualizados que los de Tumbleweed. Asimismo, la estabilidad del sistema de una versión regular siempre será superior a Tumbleweed, o esa es al menos mi experiencia tras trastear durante bastante tiempo con un modelo y otro.

Con todo, este era un tutorial que tenía que llegar tarde o temprano a estas páginas, y a modo de bienvenida para openSUSE 13.1 -o «despedida» para openSUSE 12.3-, lo hace hoy. Además, el proceso está simplificado al máximo. Antes de comenzar, no obstante, deberías tener en consideración varias cosas:

  • Tumbleweed te puede ocasionar problemas con las actualizaciones (dependencia incumplidas), aunque no es habitual.
  • A no ser que utilices los controladores libres, Tumbleweed te va a ocasionar problemas con los controladores gráficos y con cualquier módulo adicional del kernel; todo eso tendrás que mantenerlo «a mano».
  • En resumen, si no te apetece actualizar el sistema cada poco y estar pendiente de los cambios, Tumbleweed no es para ti.

Ahora sí, al lío. Por si a caso, deberías realizar copias de seguridad de todos tus datos, aunque la pérdida de datos no está entre los «peligros» que te aguardan… (doy por supuesto que cualquiera que intenté lo que sigue es un usuario de openSUSE con un mínimo de experiencia, sabe lo que es YaST, conoce Zypper, etc)

El camino más corto para llegar a Tumbleweed es este (puedes hacerlo desde cualqueir versión de openSUSE):

1 – Elimina tus respositorios actuales. Entra en YaST y en el apartado «Software > Repositorios de software» elimina todos los repositorios oficiales y comunitarios. Los repositorios creados por aplicaciones de terceros (Google, Dropbox, etc), puedes desactivarlos. Cierra el módulo.

2 – Agrega los repositorios de Tumbleweed. Te basta con hacer clic en este enlace: Tumbleweed. Si prefieres hacerlo por consola, aquí las instrucciones.

Advertencia, desplázate para continuar leyendo

tumbleweed

El proceso es el mismo que cuando instalas un paquete vía One Click-Install, así que no hay mucho que explicar. Una vez hecho, vuelve al módulo «Repositorios de software» y asígnale al repositorio llamado Tumbleweed una prioridad de 98 (el por qué, más abajo). Acepta.

tumbleweed2

Llegó el momento de la verdad. Abre la consola y, como superusuario, recarga los repositorios y actualiza el sistema:

fb34980505cf325ff2e6f3c80ab7d895004

fb34980505cf325ff2e6f3c80ab7d895005

Es posible que surja algún conflicto de compatibilidad con los paquetes que ya tienes instalados (consejo: es conveniente, siempre que se pueda, cambiar el repositorio antes que eliminar o romper nada), aunque sucede rara vez. Una vez termine el proceso, que se tomará su tiempo, reinicia el sistema y ya estás en openSUSE Tumbleweed. No olvides actualizar el sistema con frecuencia, siempre vía terminal con el último comando sobre estas líneas.

¿Echas en falta algún paquete? Aunque no es lo recomendado, puedes utilizar repositorios adicionales en Tumbleweed. El detalle de aumentar la prioridad del repositorio de Tumbleweed comentado antes es precisamente para evitar problemas con otros repositorios.

Por último, un despiste que puede causar inestabilidad en Tumbleweed viene derivado por la versión del kernel utilizada. Te recomiendo, pues, que entres en el gestor de software y elimines cualquier versión que no sea la mantenida en Tumbleweed, que en estos momentos anda por Linux 3.12.

¿Alguna duda, comentario o sugerencia?

68 Comentarios

Te recomendamos

Miscelánea

Ni estábamos muertos, ni estábamos de parranda. Estábamos, como veis, dándole una vuelta a MuyLinux, que falta le hacía y se nos ha liado...

Actualidad

Kali Linux 2022.2 es la nueva versión de la distribución especializada en seguridad, la segunda en lo que llevamos de año y trae unas cuentas...

Actualidad

Tras un año de espera, Inkscape 1.2 ha sido oficialmente publicado como estable para continuar con la evolución de este conocido software de creación...

A fondo

La información sobre la que se sustenta esta entrada tiene un par de semanas, pero vale la pena no darla por perdida por las...