Conecta con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Actualidad

openSUSE 12.2 KDE: primeras impresiones y comentarios

openSUSE-12.2-500x357

Como bien sabéis, hace unos días que llegó openSUSE 12.2, y no he podido resistirme a sacar un par de horas este fin de semana para volver a vestir de verde mi PC principal, que desde hace meses era del azul de Kubuntu -del que sigue y seguirá siendo mi portátil. La verdad es que no tengo apenas quejas de Kubuntu 12.04, va de perlas. Pero ha sido volver a utilizar Zypper y sentirme como en casa

openSUSE-12.2-500x357

La instalación de openSUSE 12.2 la llevé a cabo con el Live CD de KDE, vía USB. Como siempre, rápida y sencilla. Al terminar, eso sí, me esperaban varios cientos de megas de actualizaciones, que entre otras cosas dejaron mi sistema en español. Solo tenía un problema aparente: mi equipo, bastante silencioso por norma general, zumbaba y se calentaba más de la cuenta.

Como me pasó también con Kubuntu, el responsable de que los ventiladores de mi máquina se alterasen tanto era el controlador libre para ATI/AMD, y resulta curioso porque hasta openSUSE 12.1 siempre me funcionó correctamente. Pero como no me importa mucho el motivo del fallo, lo más rápido para finiquitar la instalación era, valga la redundancia, instalar los Fglrx privativos (algo que iba a hacer de todas formas).

Os cuento que, igual que me quejo de Ubuntu y familia por la cutrez esa de perder la animación de inicio de sistema al instalar los controladores privativos de la tarjeta gráfica, hablamos de Plymouth, en openSUSE 12.2 pasa justo al contrario: con los controladores libres el sistema arrancaba en negro; una vez instalados los privativos, entonces ya aparecía la animación (¡el mundo al revés!), que sin ser deslumbrante sí es bastante más decente que el «desliz creativo» cometido en openSUSE 12.1 (de hecho, tiene su encanto).

A pesar de lo anterior, no puedo dejar de quejarme de la absolutamente HORRIBLE pantalla de login (KDM). Se habrán quedado a gusto, porque vaya tela (es mi opinión, claro).

Curiosidad: En Preferencias del sistema > Apariencia del espacio de trabajo > Pantalla anunciadora podéis cambiar la pantalla de animación que presenta al escritorio. Por defecto viene con la típica, pero en la configuración que os señalo hay una opción llamada «ksplash-qml-openSUSE» bastante más curiosa.

Ahora sí, todo iba muy bien. Pero como una cosa no quita la otra, pues no pude resistirme tampoco a actualizar el KDE 4.8.4 que trae por defecto openSUSE 12.2 a KDE 4.9.1, recién salido del horno. Ahora va todo mejor (ojo a los nuevos usuarios, porque os puede surgir algún problemilla que otro. KDE 4.8.4 también funciona realmente bien).

Total, que ya estoy instalado en openSUSE 12.2 y KDE 4.9.1… Y qué queréis que os diga que no sepáis ya. Todo responde tal y como esperaba, y aunque apenas llevo 24 horas, por los años que acumulo utilizando openSUSE, no espero sorpresas desagradables, sinceramente. Como tampoco tengo previsto cambiar de distros en mis equipos principales durante un buen tiempo. Hiberno sobre openSUSE 12.2 y Kubuntu 12.04.

Advertencia, desplázate para continuar leyendo

Hablando de Kubuntu y openSUSE, no me voy sin dejaros otro dato a recordar: puede parecer en un principio que una de las ventajas del primero sobre el segundo sea la de disponer de los gigantescos repositorios de Ubuntu para sí, pero yo no la tendría demasiado en cuenta, exceptuando casos muy específicos. Solo me tengo a mí como ejemplo, pero no he echado en falta ninguna aplicación, y me he encontrado con más de una que para Kubuntu no puedo conseguir (vamos, que en ninguna de las dos lo vais a tener todo, pero si casi todo).

Mientras escribo estas líneas en mi escritorio ya tuneado, tengo funcionando a Opera (esta sí es otra historia…) con unas 15 pestañas abiertas, Clementine, SpiderOak y Choqok y Kate, además de todos los servicios por defecto del sistema, incluyendo KDE a tope, con efectos, Akonadi y Nepomuk/Strigi. Y el monitor de sistema (KSysGuard), que me indica una media de CPU del 16% y un consumo de RAM de 1,5 GB de los 4 GB disponibles (Opera se traga más de 800 MB).

Así, me parece que openSUSE 12.2 se comporta muy bien. Porque, lo más importante, es que todo responde de manera fluida y estable. Como debe ser.

83 Comentarios

Te recomendamos

Actualidad

El pasado 28 de abril de 2011 llegaba al mercado la versión final de Ubuntu 11.04 Natty Narwhal, una distribución que ya de por...

Actualidad

Ciertamente, tener a Linux en las escuelas o, dicho con más propiedad, tener a GNU/Linux en las escuelas, no debería ser una pregunta abierta...

Actualidad

Hace menos de seis meses que publiqué el extenso análisis de Ubuntu 11.04, y en aquella ocasión dejé claras mis impresiones: Unity había provocado...

Actualidad

Fantástico el artículo que nos presentan en Wazi y que nos hace un recorrido por algunos de los trucos más potentes a la hora...