Conecta con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Actualidad

Fragmentación en Linux, ¿buena o mala? (II)

Linux

Uno de los interminables debates en torno al mundo GNU/Linux es, sin duda, la gran cantidad de distribuciones que hay y la fragmentación del mercado que eso conlleva. Pero aunque hay voces discordantes dentro de la misma comunidad linuxera, casi todas las críticas suelen venir del exterior, de quienes se acercan por primera vez al sistema del pingüino o simplemente lo observan desde la distancia.

Para el usuario recién llegado, uno de los puntos mas desconcertantes es la amplia variedad de «versiones de Linux» que existen. Y lo que es peor, cuanto más se adentra en este mundillo, más opciones encuentra.

Linux

Hace un tiempo ya tratamos este tema este tema en relación a un artículo escrito por Jim Zemlin, máximo responsable de la Linux Foundation, en el que respondía a críticas contra proyectos como Android o MeeGo: soluciones con un mismo fin que no obstante desarrollan su camino de forma separada; algo parecido a lo que ocurre con las distribuciones ordinarias. Según Zemlin, ya hay una significativa unión en cuanto a los componentes básicos con los que se construye cualquier sistema basado en Linux, como el kernel o las principales librerías (X.Org, Glibc, GTK+, Qt, etc).

Pero lo que cualquier desarrollador e incluso empresa dentro del sector pueden entender, sigue resultando confuso para el usuario novel. Y algo de razón no le falta a ese diagnóstico: actualmente se cuentan unas 300 distros en activo. Realizando un análisis superficial de esta situación, es fácil llegar a la conclusión de que tal duplicidad de esfuerzos, muchas veces enfocados en la misma dirección, sólo fragmentan a una comunidad que podría permanecer unida con un fin único.

Si siguiéramos por ese camino y aún sin ser real tal afirmación, el ejemplo más claro de esa visión lo tendríamos representado por Ubuntu, sistema al que mucha gente ya toma como sinónimo de Linux, aunque sólo sea un distro más. Demuestra, sin embargo, que proyectos mayoritarios pueden coexistir sin problemas con múltiples alternativas a su alrededor. De hecho, el distrohopping es algo habitual entre los usuarios que ya llevan un tiempo en Linux (muchos de los cuales llegan a través de Ubuntu).

Hay dos razones primordiales por las que esta situación es así y no tiene visos de cambiar. La primera es tan intrínseca como la libertad del software en el que se basan todos los desarrollos GNU/Linux, con unas licencias que permiten tanto a empresas como a usuarios construir su propio sistema operativo y ofrecerlo dentro de unos términos acordados. La segunda, por extensión, es la de poder adaptar dicho software a necesidades específicas.

Conclusión: mientras el FLOSS siga siendo FLOSS, esto es lo que hay. Personalmente, a mí me encanta esta situación: si necesito adaptar un equipo al milímetro tengo a mi disposición soluciones como Arch Linux o Slackware; para equipos de oficina SUSE -openSUSE desde hace un tiempo- siempre ha sido mi preferida, aunque ahora Linux Mint me ha ganado un poco; para el escritorio de algún amigo, Ubuntu y familia me parecen una excelente alternativa; si hablamos de servidores, Debian y CentOS son magníficas… Y así hasta más posibilidades de las que pueda manejar una sola persona.

El problema desde el exterior ya lo sabemos, la gente se siente un poco confundida, y razón no le falta. Desde el interior la cosa es distinta, y si bien entendemos perfectamente cómo funciona este ecosistema en el que nos movemos, según qué situaciones no son del agrada de muchos (y no vamos a entrar en eso ahora). Pero ¿qué otra cosa podemos hacer que no sea tirar hacia delante?

Advertencia, desplázate para continuar leyendo

110 Comentarios
Advertencia
Advertencia

Te recomendamos

Actualidad

NixOS 22.11 es la nueva versión de esta particular distribución, definida por su sistema de paquetes y configuración y una de las apuestas más atrevidas...

Actualidad

Dicen que no hay dos sin tres, así que tampoco pasará nada si son cuatro a cinco, como ocurre ya con las derivadas más...

Actualidad

Y siguiendo con más clones de RHEL, ahora tenemos a un Oracle Linux 9.1 u Oracle Linux 9 Update 1 que incorpora las novedades...

Actualidad

Tras la aparición de la última versión de AlmaLinux, ahora le toca el turno a Rocky Linux 9.1, último lanzamiento del clon que pretende...