Conecta con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Actualidad

Ubuntu 11.04, el análisis

4 of 12
Use your ← → (arrow) keys to browse

Unity (Parte 2): Menos es más

Como decíamos, la barra superior nos va a deparar algunas sorpresas más. Por ejemplo, la integración del llamada Global Menu, que como su propio nombre indica sirve como menú universal para todas las aplicaciones que tengamos abiertas. Mientras que hasta ahora cada aplicación tenía sus menús integrados en la ventana de la aplicación, ahora ese menú aparece en la barra superior. Eso permite ganar espacio en la ventana de la aplicación, pero obliga a mover «demasiado» el puntero para acceder a los menús, así que de nuevo habrá polémica al respecto. No obstante, es posible devolver los menús a las aplicaciones si así lo deseamos, algo que explican en el artículo de WebUpd8 del que hablábamos anteriormente.

En la parte superior derecha encontraremos los distintos iconos del sistema, que incluyen opciones de apagado,gestión de sesiones, hora/calendario, volumen/control de reproducción, y por supuesto, el famoso Me Menu que integra distintas opciones de mensajería y de redes sociales para tener en todo momento acceso a redes como Twitter o Facebook desde ese pequeño menú.

Es importante destacar que muchos de los menús importantes del escritorio clásico han desaparecido del nuevo menú superior, y por ejemplo acceder a las opciones de Apariencia o a las preferencias del sistema (tanto personales como las del administrador) no es posible directamente, y para todo ello tendremos que ir al botón de apagado, desde el cual se despliegan las opciones de apagado (reiniciar, suspender, etc) y que al final de la lista muestra el acceso a las Configuración del sistema. No es la mejor forma de ofrecer dicho acceso, pero menos es nada.

Las ventanas de aplicación se pueden maximizar -de hecho, en Canonical apuestan por escritorios en los que únicamente se muestre una aplicación a pantalla completa salvo casos excepcionales- pero tanto en este estado como en un estado no maximizado nos encontramos con otra sorpresa: las barras de desplazamiento han desaparecido. O casi. Cuando nos acercamos a la parte derecha de la ventana se muestran unos deslizadores que podremos desplazar hacia arriba o abajo, y que cumplen esa función y de nuevo contribuyen al objetivo de Canonical: aprovechar todo el espacio posible para las ventanas de las aplicaciones.

Esos controles de desplazamiento se mantienen al maximizar las ventanas, y en ese estado -insisto, es el que a Canonical le gusta, que cada ventana ocupe un escritorio virtual a ser posible- veremos otra situación curiosa: los botones de cerrar, minimizar y maximizar ventana se integran con la barra superior del entorno visual, para luego mostrar el menú de la aplicación como parte de la tecnología integrada en el ya citado Global Menu. El efecto es curioso porque la ventana «se integra» con el propio escritorio, y aunque pueda sorprender, de nuevo el objetivo, que era el de ganar espacio, se vuelve a lograr.

Contenidos del análisis

 

Advertencia, desplázate para continuar leyendo

4 of 12
Use your ← → (arrow) keys to browse
105 Comentarios

Te recomendamos

Actualidad

Unity, algo más maduro (II): Los escuderos de Unity El famoso Dash es centro de atención de Unity, pero también hay que señalar otros...

Actualidad

Ciertamente, tener a Linux en las escuelas o, dicho con más propiedad, tener a GNU/Linux en las escuelas, no debería ser una pregunta abierta...

Actualidad

Fantástico el artículo que nos presentan en Wazi y que nos hace un recorrido por algunos de los trucos más potentes a la hora...

Actualidad

Aplicaciones y componentes base del escritorio El entorno de escritorio por defecto de Fedora 14 es GNOME 2.32 -ni quieren oir hablar de Unity-,...