Conecta con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Actualidad

GNOME 3 NO es KDE 4, Unity tampoco

opinion

Este es un artículo de opinión, vaya por delante. Mi opinión -al menos parte- acerca de GNOME 3, Unity y algunos de los temas que se están debatiendo estos días en el blog -entre otras cosas- y en los que por falta de tiempo no puedo entrar a comentar, aunque me gustaría.

opinion

Hay una opinión, tan respetable como cualquier otra pero equivocada, que se esta repitiendo sin cesar últimamente, no solo entre los comentarios de MuyLinux, también en la «red linuxera» mundial, y no solo por usuarios -que pueden entender más o menos-, también por editores de sitios muy conocidos que se supone deberían saber de qué están hablando. El fallo al que me refiero, que por mil veces que se repita no va a ser verdad, se reduce al título de esta entrada.

GNOME 3 NO es KDE 4. Unity NO es KDE 4. Y cuando digo KDE 4, lo que quiero decir es KDE 4.0, la primera versión de la nueva versión (vaya redundancia más confusa xD) de este entorno de escritorio, de la que se advirtió por activa y por pasiva era solo para desarrolladores. Esta es la razón de que la mayoría de distribuciones basadas en KDE ofreciesen su nueva versión solo para pruebas, manteniendo KDE 3 como opción por defecto durante bastante tiempo.

En KDE 4.1 comenzó el desembarco de los usuarios en el nuevo escritorio, muy poco a poco. Yo mismo actualicé en ese momento y lo que me encontré fueron muchas buenas ideas sin terminar, bastantes fallos, me faltaban opciones de las de siempre… Pero sabía lo que había, porque en ningún momento se engaño a los usuarios. KDE 4.2 fue un paso interesante, KDE 4.3 otro más, y KDE 4.4 «la respuesta» definitiva.

Sí, ‘The Answer’ fue el nombre en clave de KDE 4.2, y aunque podéis recordar que ese nombre viene como un guiño a la película La Guía del Autoestopista Galáctico, donde 42 es el número que da respuesta a la vida, me gustaría pensar que muchos miles de usuarios también necesitábamos un respuesta… de otro tipo. Para mí fue KDE 4.4, porque hasta entonces el escritorio ya era prefectamente utilizable, pero a partir ese momento, KDE volvió a ser KDE en todo su esplendor, es más, mucho mejor de que nunca fue.

¿Qué tiene que ver, entonces, comparar a KDE 4.0 con la supuesta decepción en la que podrían convertirse Unity o GNOME 3, si la comparación no es factible? En todo caso podríamos comparar Plasma como interfaz de escritorio con Unity o GNOME Shell, y tampoco porque tanto GNOME Shell como Unity se ofrecen como productos terminados y estables (o están a punto de hacerlo, caso de Unity), con lo que ni un desaconsejado Plasma 4.0 ni un avanzado Plasma 4.6 entrarían en liza.

¿Será GNOME Shell un fracaso? Lo veremos con el lanzamiento de Fedora 15, la primera de las grandes distros que harán el cambio. ¿Está apostando Canonical su palabra y prestigio contra viento y marea con Unity (solo por salirse con la suya o siguiendo el camino que de verdad creen correcto, hay opiniones para todos los gustos)? Lo veremos aún antes, dentro de poco menos de dos semanas.

Yo no voy a entrar a valorar a Unity o GNOME 3  -o su Shell-, por la simple razón de que no los he probado, y si lo hago -que lo haré :)- es por esa afición que tenemos los apasianados por la tecnología en catar todos los caldos, más que buscando una alternativa que, siendo sincero, ni me interesa ni necesito. Lo cual no quita que les desee muchos éxitos tanto a Ubuntu como a GNOME 3. Ahora bien, tengo mis dudas.

Advertencia, desplázate para continuar leyendo

En el sector profesional, que es en el que me suelo mover, los cambio radicales no gustan nada. Es un entorno donde el «sota, caballo y rey» es la norma, y salirse de ahí suele traer problemas o como mínimo muchas quejas. Hasta ahora GNOME -antes KDE 3- era el escritorio estrella de estos puestos de trabajo, en dos palabras, altamente confiable. Y aún queda mucho para que ésto siga siendo así, sobre todo gracias a ediciones empresariales de SO basados en Linux.

¿Qué quiero decir? Que no veo una implantación ni de GNOME Shell ni de Unity en el sector profesional en general, ni en broma, más bien una espantada en toda regla hacia opciones que se mantengan en el camino clásico (seguirá GNOME 2, pero comienza KDE 4). Evolucionando, pero sin cambiar conceptos (algunos muy equivocados, es cierto) de un día para otro, lo que coloquialmente podríamos definir como «no marear al personal». Por lo menos a medio plazo. Hablo, claro, de todas las empresas y demás organizaciones que ya confían en Linux.

Si echamos un vistazo al blog de diseño de Ubuntu, las razones del cambio en busca de nueva interfaz son muy interesantes y están bien razonadas, pero si en diez años de crecimiento brutal de la informática en los hogares y empresas de todo el mundo, la mayoría de gente aún no ha aprendido unos hábitos de conducta razonables (¡ya no inteligentes!), cámbiales ahora la manera de hacer las cosas.

Ubuntu ha sido y es la puerta por la que esa gran mayoría de nuevos usuarios conocen nuestro sistema, GNU/Linux, ese «Linux para seres humanos» que durante 5 años y pico ha alentado y educado a millones de personas en comprender y adaptarse a su forma de hacer las cosas, siempre con el escritorio GNOME como bandera. Ahora lo cambian todo (hablo de escritorio, no de herramientas) y les dicen «aprender de nuevo, es fácil».

Lo mismo por GNOME 3, faltaría más, especialmente con su histórica cerrazón en lo relativo a la evolución del concepto de escritorio que con su nueva versión parecen haber olvidado. Yo me alegro, ojo, porque significa avance, nada de esperar a que los de siempre dicten el camino a seguir, esta vez «lo hacemos nosotros mismos«. Y ésto se merece el beneficio de la duda y el soporte posible (hablamos de software libre), que no incondicional, mucho menos una fé ciega donde la crítica esté castigada a sol y sombra por los fanboys de turno.

Los usuarios más acérrimos, por supuesto están encantados con los cambios, que siempre se suponen a mejor, y dispuestos a aprender lo que haga falta, tal y como hice yo mismo, como he comentado antes. No hay nada de malo en ello, pero difiere un tanto de lo que es la cruda realidad, en la que nosotros somos minoría. Pero si gente que sabe mucho más que yo ha dicho «así sea», así sea.

Bueno, este comentario comienza a extenderse más de la cuenta y a irse por los cerros de Úbeda, así que lo mejor es cortar y ya sigo otro día. Y no confundáis una opinión como ésta con los artículos que publicamos diariamente, donde se nos puede escapar alguna valoración, pero que intentan ser lo más objetivos y correctos posibles.

Lo mejor de todo este asunto es, en definitiva, que quienes disfrutamos de estos campos tecnológicos, nos lo vamos a pasar muy bien con lo que nos aguarda, que no es poco :)

106 Comentarios

Te recomendamos

Actualidad

El pasado 28 de abril de 2011 llegaba al mercado la versión final de Ubuntu 11.04 Natty Narwhal, una distribución que ya de por...

Actualidad

Ciertamente, tener a Linux en las escuelas o, dicho con más propiedad, tener a GNU/Linux en las escuelas, no debería ser una pregunta abierta...

Actualidad

Hace menos de seis meses que publiqué el extenso análisis de Ubuntu 11.04, y en aquella ocasión dejé claras mis impresiones: Unity había provocado...

Miscelánea

Ni estábamos muertos, ni estábamos de parranda. Estábamos, como veis, dándole una vuelta a MuyLinux, que falta le hacía y se nos ha liado...