Conecta con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Actualidad

Fragmentación en Linux, ¿buena o mala?

Un artículo editorial de Jim Zemlin, máximo responsable de la Linux Foundation, retoma un tema muy polémico que divide a los usuarios de Linux. Se trata de la fragmentación que existe en este mercado y de si esta es buena o mala para el futuro de nuestro sistema operativo favorito.

Zemlin comienza hablando de las críticas que se han recibido respecto a proyectos como MeeGo, Android o webOS, todos con base Linux pero desarrollados por distintas empresas aunque con la misma orientación, la conquista del segmento de la movilidad. Parece que cada uno de estos proyectos «va a lo suyo», provocando una fragmentación inevitable que no obstante hay que ver -eso dice Zemlin- de modo positivo.

Y es que según este cibergurú del mundo Linux, «La plataforma Linux está fragmentada y unificada al mismo tiempo«.

La reflexión es interesante, ya que en algo tiene razón: los componentes upstream son la base única del sistema operativo, y cualquier proyecto basado en linux tiene que comenzar por la elección de un kernel Linx que, atención, sí está unificado en el llamado «mainline kernel«. Si un fabricante o desarrollador toma ese núcleo como referencia, estará partiendo de una base única que comparten un montón de proyectos derivados de esa base.

Lo mismo ocurre con proyectos como X.org, glibc, GNOME, QT, WebKit, CUPS, etc, que son «módulos» de sistemas operativos para todo tipo de plataformas y que de nuevo se basan en un desarrollo unificado.

Zemlin no obstante apunta a un problema en la fragmentación de aplicaciones y las API que utilizan los desarrolladores. En el artículo se da como ejemplo a Android, que ha seguido un camino algo distinto aunque ahora los responsables del proyecto están intentando «volver al redil» para que sus componentes y modificaciones vuelvan a formar parte del ya mencionado «mainline kernel» del que fueron «expulsados» por no cumplir con los requisitos de este componente básico.

Personalmente creo firmemente en que la existencia de varias alternativas es siempre una buena noticia: lo que no te dé una, te lo dará otra, y en esa riqueza de alternativas está una de las grandes fortalezas del ecosistema Linux. Puede que efectivamente existan algunas desventajas -tanta opción confunde al usuario novel, por ejemplo- pero todas ellas están compensadas por esa versatilidad y esa multiplicidad.

Advertencia, desplázate para continuar leyendo

48 Comentarios

Te recomendamos

Actualidad

El pasado 28 de abril de 2011 llegaba al mercado la versión final de Ubuntu 11.04 Natty Narwhal, una distribución que ya de por...

Actualidad

Ciertamente, tener a Linux en las escuelas o, dicho con más propiedad, tener a GNU/Linux en las escuelas, no debería ser una pregunta abierta...

Actualidad

Hace menos de seis meses que publiqué el extenso análisis de Ubuntu 11.04, y en aquella ocasión dejé claras mis impresiones: Unity había provocado...

Miscelánea

Ni estábamos muertos, ni estábamos de parranda. Estábamos, como veis, dándole una vuelta a MuyLinux, que falta le hacía y se nos ha liado...