Conecta con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Actualidad

En el Día mundial de las contraseñas, te recomendamos usar un gestor de contraseñas

contraseñas

contraseñas

Nuestros compañeros de MuyComputer nos recuerdan que hoy, como cada primer jueves de mayo desde hace unos años, se celebra el Día mundial de las contraseñas, una fecha para «tomar conciencia de la necesidad de mejorar el uso de un tipo de identificación que usamos a diario para conectarnos con múltiples sitios de Internet y sus servicios».

En el artículo de MuyComputer encontraréis consejos básicos para mejorar la seguridad de vuestras contraseñas, por lo que aprovecho la ocasión para insistir una vez más con que no hay nada mejor para gestionar contraseñas que un gestor de contraseñas. Y en Linux tenemos alternativas de todo tipo. A saber:

Navegadores web

Si todas vuestras contraseñas están ligadas a sitios web y usáis un solo navegador web, los servicios de almacenamiento y sincronización de datos que ofrecen navegadores como Firefox, Chromium, Chrome, Opera o Vivaldi, además de muy cómodos, son seguros. De hecho, basta con usar una contraseña maestra para que los contraseñas sincronizadas se cifren en la propia aplicación, antes de enviarse al servidor.

Gestores de contraseñas en la nube

Funcionan de manera similar a como los navegadores web, con la ventaja de no estar atado a ninguno de ellos. Lo más común es crear una cuenta en el servicio e instalar las extensiones para navegadores web o las aplicaciones móviles. No obstante, mi recomendación es que antepongáis servicios que ofrezcan cifrado en el lado del cliente y cuyo software sea de código abierto. Por ejemplo, antes que LastPass -el referente en su categoría- os recomendaría Bitwarden, que tiene hasta aplicación de escritorio (otra alternativa es Encryptr, y hay más, pero Bitwarden es de lo más interesante que ha salido en los últimos tiempos).

Gestores de contraseñas en local

Estos son los gestores de contraseñas de toda la vida. Los tenéis integrados con los escritorio o independientes, como KeePassX, y son los que mayor seguridad aportan al residir en vuestro disco duro. La pega es que también son los más incómodos, aun con proyectos como KeePass o KeePassXC y los conectores para navegadores web.

Por supuesto, los gestores de contraseñas incluyen otras características aparte del almacenamiento de contraseñas, como generadores de contraseñas fuertes, búsqueda o notas seguras, dependiendo de la aplicación.

Eso sí, lo que vale para los gestores de contraseñas en local, vale para todo: comodidad y seguridad nunca van en sintonía. Por lo que os doy un último consejo: en el término medio suele estar la virtud. Así, no es mala idea combinar soluciones hasta encontrar la que mejor se adapte. Por ejemplo, podéis guardar las contraseñas de uso normal en el navegador o un gestor en la nube, y las más sensibles, como la del correo electrónico (el servicio básico de comunicación, pero también el servicio con el que puedes recuperar muchas contraseñas de los sitios en los que estás registrado), el banco, etc., dejarlas en un gestor local.

Lo hagáis como lo hagáis, poned un gestor de contraseñas en vuestra vida, a la larga lo agradeceréis.

Advertencia, desplázate para continuar leyendo

46 Comentarios

Te recomendamos

Actualidad

El pasado 28 de abril de 2011 llegaba al mercado la versión final de Ubuntu 11.04 Natty Narwhal, una distribución que ya de por...

Actualidad

Ciertamente, tener a Linux en las escuelas o, dicho con más propiedad, tener a GNU/Linux en las escuelas, no debería ser una pregunta abierta...

Actualidad

Hace menos de seis meses que publiqué el extenso análisis de Ubuntu 11.04, y en aquella ocasión dejé claras mis impresiones: Unity había provocado...

Miscelánea

Ni estábamos muertos, ni estábamos de parranda. Estábamos, como veis, dándole una vuelta a MuyLinux, que falta le hacía y se nos ha liado...