Conecta con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Miscelánea

El extravagante caso de Libreboot contra FSF

libreboot

libreboot

Recogemos el testigo que nos dejasteis en el PING y vamos con una noticia que se nos escapó y que debe ser contada, aunque desde entonces hasta ahora se ha embarrado tanto que, advertimos, se ha hecho difícil de creer. No la noticia en sí, la denuncia original, pues es pública y notoria, sino la veracidad de lo que afirma.

La historia es esta: hace unos meses que Libreboot, una reciente iniciativa con la que reemplazar el firmware privativo de las BIOS por software libre, se convirtió en proyecto oficial de GNU. Tan lógico como cabría esperar. Sin embargo, a finales de la semana pasada la relación entre ambas partes se rompía de la peor forma posible.

Leah Rowe, fundadora y principal desarrolladora de Libreboot, denunciaba el viernes en las listas de correo el despido de una empleada de Free Software Foundation por su condición de transgénero. Sin ahorrar insultos contra el proyecto GNU y la fundación que lo respalda, Rowe rompía lazos y se ponía en pie de guerra: «no creo que la FSF o GNU merezcan existir» es de lo más suave que soltó.

Por supuesto, un comunicado de la FSF no tardó en aparecer para desmentir la acusación, e incluso el mismo Richard Stallman se asomó a las lista de correo de Libreboot para aclarar el asunto (y más claro y conciso no pudo ser): «El cese de la empleada no fue debido a su género. Su género actual es el mismo que cuando la contratamos. No fue un problema entonces y no es un problema ahora«.

Como suele ser habitual, la explicación de Stallman es difícilmente discutible… sobre el papel. Leah Rowe, también transgénero y visiblemente afectada por estos acontecimientos a juzgar por sus mensajes, negó la mayor y contó algo más de la historia. Siempre según Rowe, todo se debería a la animadversión de uno de los empleados de FSF en contra de las personas transgénero, que sumado al apoyo de otro compañero concluiría en el mencionado despido.

Es en este último punto donde las cosas se tuercen, y es que cuesta creer que una organización como FSF, con los valores de igualdad que predica, caiga en semejante agujero. Pero, ay, el corporativismo existe en todos los estratos de nuestra sociedad y cosas mucho más chungas se han visto; lo cual significa que pudiendo haber pasado, tal vez no haya trascendido a la directiva. ¿Quién tiene razón? Posiblemente no se llegue a saber, porque demostrar cualquiera de las dos posturas se antoja imposible.

Con todo, hay otro de los principales contribuidores de Libreboot que se ha desmarcado de la posición de Leah Rowe y que le devuelve la pelota, denunciándola a ella por hablar en nombre del proyecto -o sea, en nombre de todos los desarrollares de Libreboot-, así como por diferentes reacciones de censura en los medios que Rowe controla, desde el acceso al código fuente de Libreboot hasta el canal IRC del proyecto o la propia página oficial, donde mantiene su postura inalterable.

Advertencia, desplázate para continuar leyendo

149 Comentarios

Te recomendamos

Actualidad

El pasado 28 de abril de 2011 llegaba al mercado la versión final de Ubuntu 11.04 Natty Narwhal, una distribución que ya de por...

Actualidad

Hace menos de seis meses que publiqué el extenso análisis de Ubuntu 11.04, y en aquella ocasión dejé claras mis impresiones: Unity había provocado...

Actualidad

Ciertamente, tener a Linux en las escuelas o, dicho con más propiedad, tener a GNU/Linux en las escuelas, no debería ser una pregunta abierta...

Actualidad

Nos encontramos al fin ante Fedora 14, la última versión de la distribución comunitaria de Red Hat, y lo hacemos con un análisis detallado...