Conecta con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

A fondo

Manjaro: Arch Linux para seres humanos

Manjaro

Hoy voy a publicar la segunda entrega de una trilogía ecléctica a la cual he decidido bautizar como “la trilogía de la optimización”. Si esta esa la segunda entrega, ¿cuál fue la primera? Ese honor lo tiene mi opinión sobre el soporte para las viejas gráficas ATI, que pueden soportar hasta el mismísimo Plasma 5 sin grandes problemas.

El motivo de por qué he decidido crear esta trilogía de capítulos un tanto inconexos es debido a que haré tres artículos que estarán girando en torno a lo mismo, pero desde perspectivas distintas. Si antes elogiaba el driver libre Radeon, en esta segunda entrega le toca a Manjaro Linux, la derivada de Arch Linux que en los últimos tiempos está teniendo un gran aumento en su popularidad.

Desde hace unas cuantas semanas estoy utilizando Manjaro Linux con KDE como sistema operativo principal. Después del buen sabor de boca que me dejó Antergos, decidí darle una oportunidad a su rival más directo, instalándolo primero en VirtualBox, luego en mi portátil Toshiba y una semana después decidí convertirlo en mi sistema operativo principal al instalarlo en mi ordenador de sobremesa, el cual es básicamente un Intel Core 2 Quad y una GTX 650 que están funcionando sobre una vieja placa ASUS P5K.

Manjaro Linux en mi ordenador de sobremesa con Intel Core 2 Quad y GTX 650 sobre una ASUS P5K

Un mes después, sigo realmente impresionado

Tengo que reconocerlo, Manjaro Linux me sigue impresionando incluso un mes después de haberlo instalado. El sistema, en mi opinión, estéticamente luce impecable con KDE gracias al uso del tema Maia en todos los apartados, mostrando un aspecto atractivo pero sobrio, que es cómo a mi me gustan las cosas. También sigo estando muy sorprendido por el gran trabajo de optimización que tiene detrás, porque recién arrancado siempre consume claramente menos un giga de RAM, algo realmente impresionante si tenemos en cuanta que estamos ante una distribución que va casi a la última en tecnologías Linux.

La gran optimización de este sistema operativo con KDE ya la mostré en su día con un vídeo publicado en YouTube, en el cual se puede ver a Manjaro Linux funcionando sobre un hardware de hace 9 años con una fluidez bastante aceptable. En su día ese “trasto” era un gran ordenador, pero a día de hoy solo puede ser convalidado por lo más básico.

Frente a Antergos, el aspecto que más me ha gustado es que las actualizaciones no van “a lo loco”. Mientras que Antergos se nutre directamente de los repositorios de Arch Linux, Manjaro bifurca todo el software de su distribución madre para añadirle una capa de refinamiento extra, cosa que se nota debido a que hay un mayor número de aplicaciones que funcionan correctamente. Siendo más concretos, UNetbootin no me funcionó correctamente en Antergos en su momento, mientras que en Manjaro funciona correctamente. En Manjaro Linux las actualizaciones son suministradas de forma más «pausada», lo que minimiza las posibilidades de que se instale algo defectuoso o que no está lo suficientemente depurado.

En mi ordenador de sobremesa, gracias al uso del driver gráfico oficial de NVIDIA y a uno de mis trucos, puedo decir que este sistema operativo me ha ofrecido la experiencia más fluida que haya visto nunca, mostrando en todo momento una gran suavidad y rápida respuesta.

Advertencia, desplázate para continuar leyendo

Con Firefox y Thunderbird KDE

Manjaro Linux con KDE viene con firefox-kde y thunderbird-kde preinstalados, esto quiere decir que incorpora las versiones de estas aplicaciones que se integran en dicho entorno. Esto no quiere decir que Firefox y Thunderbird estén hechos con Qt, cosa que no es así, pero sí han sido retocados para que al menos muestren Kdialog en lugar del diálogo de GNOME cuando se guardan y suben archivos. Se trata de un detalle pequeño, pero que se agradece bastante ya que permite a esas dos aplicaciones pasar inadvertidas en KDE.

Por otro lado no puedo decir lo mismo de Opera, el cual todavía sigue utilizando el diálogo de GNOME (y no se por qué, ya que el resto de navegadores Chromium utilizan el del entorno que esté instalado) y el soporte multimedia es bastante mediocre. Estos dos factores han convertido en Opera en mi actual tercer navegador sobre Manjaro.

Gran configuración out of the box para programar Qt

¿Os acordáis del tutorial en el cual explicaba cómo configurar Qt para programar aplicaciones para Android desde Ubuntu? Tengo que reconocer que hasta el momento no he probado la parte que corresponde a Android, sin embargo, sí he podido probar la programación a nivel del escritorio y la configuración es mucho más sencilla que en la distribución de Canonical.

Mientras que en Ubuntu uno tiene que instalar ciertos paquetes para que los programas de Qt compilen sin problemas (incluso para el escritorio), en Manjaro Linux todo viene configurado por defecto para que nada más instalar el conjunto de software de Qt se pueda compilar. Este es otro detalle que me ha dejado sorprendido y me ha ahorrado tiempo y trabajo.

Configurar un LAMP en Manjaro Linux cuesta más de la cuenta

La verdad es que configurar un LAMP en Manjaro (y me imagino que esto se extiende a Arch Linux y Antergos) cuesta bastante más que en el resto de distribuciones. Mientras que en Fedora, openSUSE y sobre todo Ubuntu y Debian nada más instalar los paquetes solo me queda configurar Apache, en Manjaro he tenido que configurar manualmente Apache, PHP, MariaDB y PhpMyAdmin.

Posiblemente la parte que resulte más tediosa sea la de MariaDB, ya que después de instalar el servicio (aunque en Manjaro KDE viene instalado por defecto) hay que iniciar el directorio de datos del SGBD con los siguientes comandos.

sudo systemctl stop mysqld # Para asegurarnos de que el servicio esté cerrado
sudo mysql_install_db --user=mysql --basedir=/usr --datadir=/var/lib/mysql

Luego hay iniciar el servicio y establecer la contraseña de root de MariaDB:

sudo systemctl start mysqld
'/usr/bin/mysqladmin' -u root password 'contrasenaaestablecer'

Y ya que estamos, voy a compartir también los paquetes de PHP que he instalado y la configuración del fichero /etc/php/php.ini, en el cual básicamente pongo display_errors en on y habilito una serie de extensiones (extensions).

Paquetes PHP a instalar

En los foros de Manjaro hay unos pasos resumidos sobre cómo configurar el LAMP, mientras que para los pasos que quedan en torno a PHP y PhpMyAdmin se puede seguir lo documentado en la wiki de Arch (para lo de PHP, si se quiere tener una configuración básica no hace falta realizar lo que aparece a partir del apartado “Using php-fpm and mod_proxy_fcgi”).

Una vez terminado la configuración del LAMP, ya se puede administrar el arranque y apagado de los servicios de Apache y MariaDB/MySQL a través de systemd.

Samba también es un poco tedioso de configurar

Samba arrastra aquí los mismos problemas que en Antergos, aunque en la wiki de Manjaro he encontrado unos pasos simplificados sobre cómo conseguir compartir utilizando mi usuario personal y la interfaz gráfica.

Si no podéis iniciar sesión como root a través de su, recordad poner sudo delante de todos los comandos que aparecen (excepto para los pasos relacionados con la configuración del fichero /etc/samba/smb.conf, en los cuales habrá que usar un editor de texto plano). Después de seguir esos pasos he conseguido compartir a través del menú contextual de Dolphin.

A niveles generales, un gran sistema operativo

Aunque para ciertas cosas no ofrece una configuración por defecto tan buena como Ubuntu (debconf ayuda mucho en algunos aspectos), la verdad es que Manjaro es un sistema operativo espectacular que puede venir muy bien para aquellas personas que busquen una distribución rolling release que vaya a la última, pero sin perderse en un mar de actualizaciones que a veces pueden dar la impresión de ser caóticas e indiscriminadas.

Además de un modelo rolling heredado de su distribución madre, Manjaro Linux destaca por ser un sistema operativo muy bien optimizado y que puede agradar al usuario común, ya que por defecto incluye buena parte del soporte multimedia necesario.

Por último, me he dejado en el tintero Octopi, el gestor de paquetes gráfico que no solo es tremendamente útil y sencillo de utilizar, sino que además está configurado por defecto para trabajar con los AUR, ofreciendo así actualizaciones de forma automática cuando hay una nueva versión de un software obtenido de esos repositorios.

133 Comentarios

Te recomendamos

Actualidad

El pasado 28 de abril de 2011 llegaba al mercado la versión final de Ubuntu 11.04 Natty Narwhal, una distribución que ya de por...

Actualidad

Ciertamente, tener a Linux en las escuelas o, dicho con más propiedad, tener a GNU/Linux en las escuelas, no debería ser una pregunta abierta...

Actualidad

Hace menos de seis meses que publiqué el extenso análisis de Ubuntu 11.04, y en aquella ocasión dejé claras mis impresiones: Unity había provocado...

Actualidad

Fantástico el artículo que nos presentan en Wazi y que nos hace un recorrido por algunos de los trucos más potentes a la hora...