Conecta con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Actualidad

Huayra: Debian quiere conquistar las escuelas en Argentina

Uno de nuestros lectores nos ha avisado de la existencia de una distribución educativa que podría tener una amplia popularidad en Argentina gracias al Programa Conectar Igualdad. Su nombre: Huayra.

Esta distribución está basada en Debian Wheezy, y tiene como objetivo convertirse en una alternativa perfecta para entornos educativos gracias a la inclusión de diversos paquetes para este segmento. Huayra se pretende implantar en los 3,5 millones de máquinas que forman parte del programa Conectar Igualdad, una implantación que teóricamente se completará durante el año 2013.

Actualmente los netbooks de este programa hacen uso de un arranque dual con Windows y una distribución genérica GNU/Linux, pero con Huayra se pretende ofrecer una orientación claramente educativa además de un enfoque absoluto al usuario argentino.

El nombre Huayra procede del quechua y significa «viento», y como revela uno de sus responsables en una reciente entrevista, «se incorpora todo lo que desarrolla Educ.ar, el portal del Ministerio de Educación, las aplicaciones y contenidos, gran parte las estamos empaquetando para incluir en el software«.

Tenéis más información sobre el proyecto Huayra en la página de Facebook, en este artículo de la web de Educ.ar, y ya tenéis una versión alpha de la distribución en formato LiveUSB a través de Linuxtracker.

84 Comentarios

Te recomendamos

Miscelánea

Ni estábamos muertos, ni estábamos de parranda. Estábamos, como veis, dándole una vuelta a MuyLinux, que falta le hacía y se nos ha liado...

Actualidad

El pasado 28 de abril de 2011 llegaba al mercado la versión final de Ubuntu 11.04 Natty Narwhal, una distribución que ya de por...

Actualidad

Kali Linux 2022.2 es la nueva versión de la distribución especializada en seguridad, la segunda en lo que llevamos de año y trae unas cuentas...

A fondo

La información sobre la que se sustenta esta entrada tiene un par de semanas, pero vale la pena no darla por perdida por las...