Conecta con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Actualidad

El día en que renació la llama de la libertad en Internet

Si bien la percepción que se tiene de Firefox hoy por hoy no es de las mejores, su reciente lanzamiento nos recuerda que Firefox sigue en la batalla, una que hoy por hoy se centra principalmente en aspectos técnicos. Sin embargo pocos recuerdan la antigua batalla en la cual luchó este fiel contendiente y que es el “por qué” de que Firefox siga siendo valorado por usuarios de todo el mundo y aun ostente una significativa cuota de mercado.

Debo aclarar que esto no es un “llamado a usar Firefox 5” ni mucho menos, más bien se trata de revivir parte de la historia de Internet desde el punto de vista del famoso navegador, una historia que no debiera olvidarse sino que por el contrario debiéramos tener en muy en cuenta a la hora de navegar y con mayor razón en este tiempo, donde desde cada rincón se amenaza con coartar el poco de libertad con que aún contamos en la red de redes.

Gran parte de esto se gestó precisamente en la década de los 90, cuando Internet recién comenzaba a hacerse conocido y popular entre la gente. En ese entonces Netscape era el principal navegador Web cuando ni siquiera existía Internet Explorer, de hecho Microsoft intentaba crear su propia red paralela y desestimaba la importancia de Internet. Sin embargo pronto se darían cuenta de que Internet era con mucho, más poderosa y extensa que su invento, así que de improviso decidieron acogerse a la licencia de Spyglass Mosaic e implementar su propio navegador que lanzaron en 1995 como Internet Explorer.

No pasó mucho tiempo para que Internet Explorer fuera dominando el mercado gracias a su integración con Windows y dejando atrás a Netscape con su navegador. ¿Competencia desleal? ¿falta de innovación y desarrollo en Netscape? Como sea, el round terminó con Internet Explorer como claro ganador con más de un 90% del mercado para finales de la década, mientras que Netscape se hundía más y más junto con su nuevo dueño AOL.

Pero el asunto iba mucho más allá de una simple competencia entre empresas, el tema de fondo era mucho más complicado. Con la victoria de Microsoft en el ámbito Web los de Redmond ya no necesitaban crear “su propio Internet” como pensaban antes, sino controlar el actual, después de todo, la gran mayoría de la gente ya usaba su navegador, de hecho aun hoy quedan muchos vestigios de ese ambicioso plan especialmente en el ámbito corporativo.

Tuvieron que pasar años para que se demostrara mediante pruebas concretas cual era el lineamiento del plan y el alcance que este pretendía tener, sirvan como ejemplo este par de correos extraídos de la investigación anti-monopolio que se hizo sobre Microsoft hace ya un par de años, donde se ve claramente que era una estrategia de exclusión que pretendía cerrar el acceso a otras tecnologías y de hecho, en parte han tenido éxito. Extraigo parte de las conversaciones redactadas:

Permitir que los documentos de Office se visualicen bien por los navegadores de otros es una de las cosas más destructivas que podemos hacer a la compañía.  Debemos dejar de poner cualquier esfuerzo en esto y asegurarnos de que los documentos de Office dependan profundamente en las capacidades propietarias de Internet Explorer.

Mi visión es que en orden de mantener una fuerte posición como sistema operativo, tenemos que mejorar la API de Windows y hacer que Trident esté completamente integrado.  No podemos enfrentar la API de Windows contra Trident – deben ser complementarias aunque Trident deje obsoletas algunas llamadas de Windows.
Pienso que debemos hacer que Trident sea extremadamente difícil de clonar.  Pienso que deberíamos patentar partes de Trident y hacer extensiones a Trident en forma permanente.
Reconcilio esto con nuestras declaraciones sobre HTML al decir que necesitamos tener tags que sean específicos para Office/Windows/Microsoft.

En pocas palabras, «incompatibilizar con el resto». Si bien es cierto que en ese tiempo ya existían Linux, Apache, PHP y otros recursos de código abierto para la Web, de poco hubiera servido si más del 90% de los usuarios no hubiese podido acceder libremente a esos recursos debido al filtro puesto en el mismísimo navegador. Era necesario contar con una alternativa, una opción que permitiera acceder de forma más transparente a la red.

Pero solo unas pocas personas del caído Netscape mantenían aun la llama de la innovación y los ideales que tuvieron sobre Internet en la década de los 90 y se encontraban en una sub-organizacion llamada Mozilla. Pero como podrán imaginar todo era un caos en ese entonces, ni Netscape ni Mozilla lograban remontar ni hacer frente al consolidado Internet Explorer y la gama de productos para la Web que proporcionaba Microsoft.

Advertencia, desplázate para continuar leyendo

Era casi un callejón sin salida para la comunidad de Mozilla de ese entonces, por un lado había un enemigo prácticamente invencible, mientras que su casa (Netscape) funcionaba de mal en peor y ni siquiera recibía un verdadero apoyo realmente de estos, de hecho el proyecto les costo el trabajo a la mayoría de los involucrados. Sin embargo a punta de esfuerzo lograron impulsar el lanzamiento de Firefox para el año 2004 y con ello cambiar el curso de la historia.

Es imposible decir a ciencia cierta que hubiera ocurrido de haberse establecido el plan de Microsoft de controlar definitivamente Internet desde el lado del cliente, pero al menos una cosa es clara: el avance de Internet no hubiera sido para todos. Solo basta con ver las páginas asp/aspx, como sabemos están limitadas a funcionar sobre IIS de Microsoft y a su vez ese “estándar” solo es soportado de forma correcta por Internet Explorer. No es muy difícil imaginar lo que hubiera seguido luego de monopolizar el acceso a Internet.

Por fortuna eso no alcanzó a ocurrir del todo y Firefox abrió la puerta para que miles de desarrolladores volvieran a establecer los ideales de compartir, aprender y colaborar de forma libre, en muchos sentidos Firefox representó la materialización de los ideales de libertad de ese tiempo, no es que Firefox directamente haya cambiado directamente las cosas, en realidad hubieron muchos más involucrados incluso algunos más importantes que este navegador, sin embargo el movimiento hacia una Web más imparcial quedó iconizada en la espalda del panda rojo/zorro de fuego.

Sin embargo la memoria es frágil y hoy en día en se ve cómo toda esa lucha, que tuvo muchos valientes participantes, comienza a desvanecerse bajo el paso de otros gigantes de Internet mediante la aceptación de “condiciones”, productos y servicios que vulneran nuestros derechos como si nada. En esto, «hablar alto» no es el camino, se debe seguir el ejemplo de Firefox: desarrollo, innovación y esfuerzo.

Firefox no triunfó simplemente porque tuviera ideales o simplemente por ser innovador, sino por que esos ideales lo llevaron a innovar. Pestañas, Extensiones, Barras de herramientas personalizables, soporte de temas, bloqueador de pop-ups, son solo algunas de las innovaciones, pero tales cosas no fueron casualidad, hubo detrás un esfuerzo, un trabajo y un sueño, que aunque hoy muchos den por sentado, sirven también de importante testimonio sobre cómo lograr las cosas.

Así que no desestimemos el puñado de libertad regalada por la «anterior generación» y a la vez rescatemos el mensaje más importante de esta historia y que es algo que puede aplicar en casi todo ámbito, para obtener resultados no basta con «hablar fuerte y alto», se requiere de esfuerzo, creatividad y persistencia, creo que hoy más que nunca no debemos dejar de recordar eso.

72 Comentarios

Te recomendamos

Miscelánea

Ni estábamos muertos, ni estábamos de parranda. Estábamos, como veis, dándole una vuelta a MuyLinux, que falta le hacía y se nos ha liado...

Actualidad

El pasado 28 de abril de 2011 llegaba al mercado la versión final de Ubuntu 11.04 Natty Narwhal, una distribución que ya de por...

Actualidad

Kali Linux 2022.2 es la nueva versión de la distribución especializada en seguridad, la segunda en lo que llevamos de año y trae unas cuentas...

A fondo

La información sobre la que se sustenta esta entrada tiene un par de semanas, pero vale la pena no darla por perdida por las...