Conecta con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Opinión

¿Qué ha pasado con Midori?

midori

Imagina que te encuentras con ese alguien al que conociste hace algunos años, con el que nunca fuiste mucho o tuviste una gran afinidad, pero que no era mal tipo, normalito, no muy destacable, pero amable… Y te vuelves a topar con él, pero está hecho una pena, con pinta de no llevar una vida sana e intentando venderte alguna historia de dudosa utilidad, dada su procedencia. Pues bien, eso he sentido al ver en lo que se ha convertido Midori.

Midori, sí, el otrora navegador web ligero más destacado del panorama de Linux y el software libre. Es decir, obviando a Firefox, Chromium y derivados. Midori nunca jugó la misma liga, ni mucho menos. Pero llegó alto para lo que era, no solo posicionándose como aplicación de referencia, sino situándose como el navegador web predeterminado de distribuciones como elementary OS. Ha llovido mucho desde entonces, sobra añadir, y como muestra la última entrada que le dedicamos aquí en MuyLinux, hace casi una década.

Yo, sinceramente, pensaba que Midori seguía por ahí, con un desarrollo lento, a tenor de lo pequeño del proyecto y del exiguo margen que dejan los grandes navegadores a alternativas de este tipo…; pero no. Al parecer, hace unos años que el Midori fue comprado por una compañía llamada Astian que no parece corresponderse con nada de lo que predican, después de echarles un vistazo por encima. En serio: me alegraré si alguien me corrige, porque vaya tela.

Esto, de hecho, no tenía que ser una opinión, sino una noticia: la del lanzamiento de AstianGO, el propio buscador de Midori. Un recurso de código abierto y respetuoso con la privacidad del usuario, según sostienen desde la compañía, que se implementará como el motor de búsqueda por defecto en Midori, pero que cualquiera puede utilizar ya a través del dominio astiango.com… que no voy a enlazar, porque no te recomiendo utilizar. Pero, repito, si alguien me corrige, me alegraré.

¿A qué viene todo esto? A que, una vez he visto lo del buscador, me ha dado por echarle un vistazo a Midori, a ver qué tal iba y lo que me he encontrado me ha gustado menos que nada. En primer lugar, las versiones más recientes que me he encontrado de Midori en los repositorios de mis distros, pero también en Flathub (ojo que aquí está la nueva) o la Snap Store, datan de 2019. Sin embargo, entrando en la página de Astian había versiones más recientes, la última de agosto de este año.

midori

¿Quién no se acuerda del bueno de (el viejo) Midori?

Busco algo de información al respecto y me encuentro con este otro hilo de 2021 en Reddit donde se resumen los últimos acontecimientos en torno a Midori y todo pinta castaño oscuro. Según denuncian ahí algunos usuarios, los nuevos dueños de Midori recrearon el navegador usando Electron, cuando lo abres redirige a sitios de pagos… Solo con lo de Electron ya era un no rotundo, pero lo demás es incluso peor para la reputación del proyecto.

Total, que me dirijo al sitio de Astian para descargar Midori y comprobarlo todo por mí mismo, pero con el panorama pintado, lo hago en una máquina virtual para evitar instalar basura en mi sistema en producción. Y, mira qué casualidad, que uso un Firefox sin bloqueadores de publicidad ni nada… Y menuda aventura solo para llegar a la página de descargas de Midori. Publicidad invasiva y engañosa en cada clic. Un horror digno de los peores sitios, no digamos ya para una compañía que ofrece productos de código abierto y supuestamente respetuosos con la privacidad.

Desisto, instalo uBlock Origin en Firefox y lo vuelvo a intentar, solo para darme cuenta de que la descarga de Midori está bien oculta, tanto que parece estar hecho adrede para que no la encuentres. Yo entiendo que haya necesidad de poner publicidad, cómo no voy a entenderlo, pero lo de este sitio es otro nivel. Y lo que es igual de malo: sin publicidad sigue siendo un tormento la navegación el sitio.

Pero me doy cuenta de algo que realmente me escama: Astian es una empresa, por lo que parece, de servicios. Además de Midori y su nuevo buscador, ofrecen un servicio de almacenamiento de archivos en la nube, del estilo de Dropbox. Y es muy raro que una compañía que quiere venderte algo te avasalle con tal cantidad de anuncios que no te deja ni navegar por la página. Pero hay algo aún peor.

Dependiendo del navegador con el que entre y la configuración de este, hay enlaces que van o que no van. Por ejemplo, con Firefox no me van las descargas del AppImage y el Deb, los únicos instaladores para Linux. Con Chrome y uBlock, la páginas de Astian Cloud me sale como inaccesible, lo mismo con la página de Midori para móviles (tiene versiones para Android e iOS), pero si se lo quito sí puedo entrar.

Advertencia, desplázate para continuar leyendo

En todo tan raro y poco halagüeño que me pregunto qué ha pasado con Midori para llegar hasta este punto. Es una pregunta retórica, pero si queréis contestarla estaré encantado de leeros. A menos que alguien cambie mi opinión, sin embargo, lo único que puedo decir es… huid, insensatos.

Click para comentar
Advertencia
Advertencia

Te recomendamos

A fondo

Con algo más de retraso de lo esperado por un error de última hora por el que me disculpo, porque debido a ello se...

Actualidad

Aquí está nuestra encuesta anual de fin de año, una que vale por tres porque en ella te preguntamos por tu distribución, escritorio y...

A fondo

Siendo sinceros, usar Linux es todavía un sacrificio a nivel de hardware, no por la potencia, sino más bien porque son pocos los fabricantes...

Opinión

De regreso estoy con uno de mis ejercicios favoritos, como es traer a estos lares algunas de las cuestiones que cazo por ahí, o...