Conecta con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Contenido patrocinado

Qué necesitas para poner en marcha tu web

Qué necesitas para poner en marcha tu web

Para poner en marcha tu web, además de un buen diseño y una consultoría SEO, el hosting es otro de los factores fundamentales, por no decir básicos. De hecho, es el primer paso para que tu web pueda aparecer en internet. El hosting o alojamiento web es ese servicio de almacenamiento que hace posible que el contenido de un sitio web sea visible.

Ahora bien, a medida que la tecnología y el uso de internet ha ido evolucionando, también el alojamiento web ha ido creciendo y ampliando sus posibilidades. Para alojar un sitio web hoy en día, hay diversas posibilidades. Puedes elegir un VPS o Virtual Private Server, es decir un servidor privado virtual que no compartirás con ninguna otra web.

Otra opción puede ser el hosting WordPress ideal para todas aquellas webs que quieran beneficiarse de todas las herramientas que ofrece esta herramienta de gestión de contenidos. Pero también existe el hosting compartido, el hosting en la nube, el alojamiento gratuito, el revendedor o reseller, y un sinfín de modelos de contratación y servicios.

Tipos de alojamiento más usados en webs

Para empezar, lo más razonable es recurrir a un hosting barato, aunque si el proyecto que tienes entre manos es, por ejemplo, una tienda online con muchos productos, sería más conveniente apostar por un servidor vps. A continuación, se explican los pormenores de los diferentes tipos de hosting partiendo de los más utilizados. Así podrás hacerte una idea más concreta de sus usos y ventajas.

Hosting Compartido

El alojamiento o hosting compartido es aquel en el que un proveedor ofrece un mismo servidor a varios clientes, de manera que en dicho servidor se alojan varios sitios web. Esta opción sin duda es una de las más económicas, pues todos los clientes del proveedor comparten los recursos de dicho servidor.

Esto quiere decir que la CPU, el procesador, la memoria RAM, el ancho de banda, la dirección IP y la transferencia mensual de datos es compartida por varias páginas web al mismo tiempo. Si no es una empresa de hosting muy avanzada, una de las desventajas de este sistema es que las webs podrían tener problemas en la velocidad de carga, el almacenamiento, etc.

VPS o Hosting Privado Virtual

Con el alojamiento privado, consiste en que el servidor físico está fraccionado virtualmente de forma independiente para cada web. Es decir, cada sitio web tiene su propio sistema operativo y no comparte recursos con otras páginas web alojadas en dicho servidor. Este tipo de hosting mejora el rendimiento de las webs en comparación con el modelo anterior.

Tanto la memoria RAM, como el procesador, como el ancho de banda y la capacidad de transferencia de datos son exclusivos para tu web, no se comparten con otros usuarios. Sin embargo, esto no quiere decir que sea un hosting dedicado. No obstante, es una alternativa más económica que este último y más eficiente que el hosting compartido.

Hosting en la nube

La característica fundamental de este tipo de alojamiento es que distribuye los proyectos en varios servidores interconectados en una nube. Es decir, ya no es un solo servidor el que se encarga de alojar a los diferentes sitios web con sus únicos recursos. Así, si hay un problema en uno de los proyectos, el resto compensará dicho fallo.

Advertencia, desplázate para continuar leyendo

Hay que aclarar también que el hosting en la nube, también puede ser compartido, VPS o virtual, o, incluso, dedicado. Una de sus principales ventajas es su eficiencia, además de adaptarse a las necesidades de cada proyecto en tiempo real. También es más seguro, pues cuenta con el respaldo de varios servidores.

Servidor Dedicado

Poner en marcha tu web con un servidor dedicado implica que tendrás el uso exclusivo de todos los recursos para tu proyecto. Tendrás acceso completo al hardware y al software de dicho servidor, con lo que podrás adaptar sus capacidades a tus necesidades específicas. Sin duda el rendimiento mejorará con creces.

Otra ventaja de este tipo de hosting es que optimiza el funcionamiento de tu sitio web y te garantiza mayor flexibilidad, velocidad y acceso. Y no solo dispondrás de mayores recursos, sino también de mayor seguridad. Claro que, por eso mismo, este tipo de hosting es el más caro de todos.

Consejos para elegir un buen hosting

Para poner en marcha tu web y elegir un buen hosting hay varios factores que no puedes ignorar. Entre ellos está que el proveedor ofrezca una garantía de como mínimo 30 días. También debe disponer de certificado SSL gratis. Si sus servidores están alojados en España, mejor que mejor y por supuesto que tenga soporte técnico 24×7.

Otra cosa a la que debes prestar atención es a que incluya la migración gratuita en caso de que lo que quieras sea trasladar tu tienda a su hosting, pero ya la tengas alojada en otro proveedor. Esto te ahorrará muchos quebraderos de cabeza, además de dinero. Pon atención también en que los discos sean NVMe, y poder elegir qué versión de PHP usar.

Que incluya copias de seguridad, así como otros sistemas de seguridad web es totalmente imprescindible, de lo contrario no podrás detectar código malicioso. Lo mismo ocurre con los filtros de spam avanzado. Si un hosting no te ofrece todo esto, mejor no lo elijas por muy barato que sea, pues será más el perjuicio que el beneficio.

Click para comentar
Advertencia
Advertencia

Te recomendamos

Actualidad

Parece que fue ayer, pero el tiempo pasa volando y Ubuntu 14.04 LTS ‘Trusty Tahr’ está a punto de cumplir diez años desde su...

Actualidad

Podman 5 ya está disponible como la nueva versión mayor del motor de contenedores de código abierto, multiplataforma y que funciona sin daemon. En...

Contenido patrocinado

Escoger un servicio de hosting que cumpla con todo lo que nos hace falta no es tan sencillo cuando no sabemos por dónde tirar....

Actualidad

Oracle ha publicado JDK 22, que dependiendo del prisma por el que se mire puede ser entendido como OpenJDK 22 o Java 22. Una...