Conecta con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

A fondo

Tres diccionarios para usar en el escritorio

diccionario

diccionario

Hoy voy a sacar el tema de un tipo de aplicaciones tal vez obsoletas por las comodidades del Internet pero, aun así, creo que se pueden rescatar. Me estoy refiriendo a los diccionarios. Digo, ya hace tiempo que se ha perdido la necesidad de andar con uno para todos lados ya que, hoy en día, se tiene acceso a Internet desde prácticamente cualquier parte y cualquier dispositivo. Para esto existen páginas especializadas pero… ¿qué tal tenerlos apilados como una aplicación más tal como si fuera un libro en una biblioteca personal? Me trae recuerdos del viejo Encarta que tenía un programa de este estilo. Tiempos en los cuales tener toda la colección de palabras con sus significados de forma local era la forma más cómoda y eficiente. Esos tiempos son pasado ya y, vuelvo a plantear, ¿vale la pena tenerlos?

Para comenzar, no hay muchas variantes para elegir. Es más, una buena propuesta sería sentarse a leer sobre cURL e intentar programar un pequeño script que busque las palabras en una serie de diccionarios en línea pero, ¿qué tal tener algo ya armado y listo para usar? Para eso existe el protocolo DICT que, básicamente, facilita la tarea de obtener significados desde un cliente. Como servidores, podemos nombrar a dictd, DictD++ y GNU Dico, pero vamos a centrarnos en los clientes que es lo que nos importa.

Empecemos con StarDict. Aparentemente fue removido de SourceForge por un problema de copyright pero se mantiene dentro de Google Code. Además ya su desarrollo no es tan activo (última actualización hace ocho meses) por lo que recomiendan otras alternativas sobre las cuales ya entraremos en detalle. Primero, cabe destacar que StarDict es software libre y multiplataforma. Para éste podremos utilizar diccionarios locales o desde la red. Los más interesantes son los de red pues los que vienen por defecto no son muy útiles que digamos. Como característica interesante pronuncia las palabras que introducimos (se puede desactivar para que no lo haga siempre) en inglés por defecto. En las opciones de configuración da la posibilidad de elegir otro locutor o un programa externo para realizar esta tarea. Así, por ejemplo, puede pronunciar palabras en otros idiomas también.

dic_stardict

Una opción muy interesante es scan, que funciona para definir o traducir la palabra marcada fuera del programa (por ejemplo en un sitio web). Una vez seleccionada la palabra y puesto el cursor encima por un breve tiempo, aparecerá una ventana con todos los diccionarios habilitados y la definiciones existentes para la palabra en cuestión. Igualmente a veces tengo problemas al marcarla ya que no siempre la toma completa sino una parte de ella.

En cuanto a los diccionarios en sí, como dije, recurrimos a diccionarios en red. Hay de traducción, de vocabulario específico y algunos de definiciones pero para esto debemos crearnos una cuenta desde la misma interfaz que no nos lleva más de un minuto. Esto nos habilita a usar hasta 8 diccionarios o también es posible actualizar la cuenta que nos lleva a un foro en chino. Tiene sentido pues el desarrollador, Hu Zheng, es de dicha nacionalidad. Además, hay una pestaña a la izquierda para utilizar el traductor de Google directo desde el programa. Por otro lado, también podemos utilizar diccionarios fuera de línea. Tendremos que conseguir uno y extraerlo en «/usr/share/stardict/dic». El problema, ahora, es conseguir uno. Por este motivo, vamos a continuar con la siguiente opción.

Gnome-dictionary, parte del entorno GNOME, es un diccionario bastante sencillo que, al igual que StarDict, obtiene las definiciones por medio de un servidor dict. Con un poco de investigación, encontré una lista servidores de diccionarios compatibles. Éstos pueden ser agregados mediante el menú archivo. Sin embargo, aún me parece muy complicado lograr algo tan sencillo como definir una palabra en español. Y digo español porque en inglés es muy sencillo. Sobran diccionarios de esa lengua. Seguramente exista algún servidor que contenga diccionarios específicos en nuestro idioma pero a veces buscar se puede convertir en una tarea interminable. Por lo tanto, veamos que otras alternativas quedan.

dic_gnome

GoldenDict. Posiblemente la opción más amplia disponible. Este también es multiplataforma. Desde Windows y Mac hasta Android. Sigue una idea similar a StarDict pero con soporte de sitios web. En la parte superior, en la barra de herramientas, tenemos nuestros diccionarios predefinidos y basta con tildarlos para activarlos. Ahora, digo diccionarios pero ya no se limita a estos solamente. Es más, podemos incluso añadir una wiki allí. Para esto utilizamos el diálogo de diccionarios (o F3) y podremos elegir entre archivos, sitios y wikis. Para las últimas, se logra muy fácilmente copiando la dirección completa y, en lugar de dejar /wiki, se deja la /w. Un punto positivo que tiene esta configuración que tiene ejemplos por lo que se pueden seguir con solo verlos.

Como decía, también podemos utilizar diccionarios locales de varios formatos compatibles con StarDict, Babylon y Dictd. Luego, los sitios web corresponden a diccionarios online (Word Reference, por dar un ejemplo) que pueden ser integrados con el programa de la misma manera que las wikis. Esto hace que esta aplicación sea versátil frente a las demás debido a que no necesitamos instalar diccionarios sino que utilizamos los recursos que tenemos en la red.

dic_golden

Al igual que StarDict, tenemos la función de scan o escanear y sigo con el mismo problema pero, de a poco y con práctica, voy entendiendo su funcionamiento. Aparentemente, haciendo doble clic en la palabra basta para marcarla correctamente. Igualmente nunca me fue fácil seleccionar texto así que sigo en la misma. Aun así, después de menos de diez intentos, el programa se cuelga y se cierra. Mejor seguir usándolo de la manera tradicional.

Advertencia, desplázate para continuar leyendo

Hasta aquí llegamos, no hay mucho más para decir. Al final, llego a la conclusión que la dependencia de los diccionarios con Internet es inevitable. Sin embargo, vale la pena tomarse el trabajo y configurar GoldenDict si es que es necesario usar diccionarios dispersos por la red. Primero porque es más rápido que programarlo (aunque sea la forma más entretenida) y, segundo, para evitar tener pestañas abiertas por todos lados cada vez que se necesite buscar algo. Seguramente, existan extensiones para los navegadores que simplifiquen esta tarea pero, como personalmente prefiero usar el navegador para navegar por Internet y nada más, me parece mejor tenerlo fuera.

En cuanto a cuál de todos estos programas me ha parecido el más apto para usar, evidentemente, me inclino por GoldenDict, porque no lleva mucho esfuerzo configurarlo y, además, se integra muy fácilmente con nuestros diccionarios de elección. Ahora, en el caso que consiguiera un servidor con una buena lista de definiciones, ya la decisión depende de cómo se sienta cada uno con cada programa específicamente. Finalmente, el punto más destacado de GoldenDict es su integración con las wikis ya que hace que vaya más allá de buscar definiciones. Siempre hay una wiki para todo y me parece una buena idea tenerla a mano fuera del navegador.

41 Comentarios
Advertencia
Advertencia

Te recomendamos

Actualidad

ClamAV 1.0 ha sido publicada como la primera versión “redonda” de este antivirus que es software libre (GPLv2) y multiplataforma. Este lanzamiento sorprende un...

Actualidad

qBittorrent 4.5 es la nueva versión de uno de los clientes de BitTorrent más populares para PC por buenos motivos, y es que esta aplicación...

Actualidad

Con .NET 7 lanzado hace poco, era cuestión de tiempo que viera la luz el que posiblemente sea su complemento más destacado: PowerShell 7.3....

Prácticos

A vueltas con las extensiones de GNOME Shell, aunque esta vez no es para debatir sobre su mera existencia, sino para recomendar una muy...