Conecta con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Miscelánea

Hasta luego, MuyLinux (¿Quién es Picajoso?)

Los tiempos cambian. Para bien o para mal. Y hoy es un día de cambios para mi. Aunque internamente lo anuncié hace unos días, hoy llega el momento de anunciarlo aquí. Dejo MuyLinux.

Han pasado casi 5 años desde aquel primer post en el que os daba la bienvenida a MuyLinux. Por supuesto en aquellas primeras semanas apenas me leíais un centenar de usuarios al dia como mucho. Pero entonces pasó algo. El contenido fue cuajando, vosotros os fuisteis sintiendo más cómodos con este blog, y el número de comentarios y posts fue creciendo. Y la bola se hizo más gorda. Y más. Y más.

Y cinco años después tengo el orgullo de decir que MuyLinux es, que yo sepa, el blog en español sobre Linux y Open Source más leído en todo el mundo. No tenéis ni idea de lo que significa eso para mi. Y eso hace doblemente difícil esta despedida. Que como dejo claro en el título, en realidad no es un adiós, sino un hasta luego.

Durante todo este tiempo juntos (vosotros, mis colaboradores, y yo mismo) hemos vivido de todo. Por ejemplo, las bromas con ese simpático (a veces no tanto) alias que muchos usábais de MuyLinux, afirmando que en realidad deberia llamarse MuyUbuntu (no sé si alguna vez habéis probado a meter ese dominio en el navegador ;) ). O esas inevitables flame wars sobre cuál es el mejor entorno de escritorio o la mejor distribución. Esa es la salsa del mundo Linux: el debate (casi) siempre enriquece, y Linux, al tener como seña de identidad la libertad de elección entre diversas alternativas, invita ineludiblemente al debate.

Sorprendemente, en la mayoría de esos debates apenas he tenido que intervenir como moderador. La comunidad que sigue MuyLinux ha sabido automoderarse, respetarse y razonar por sí misma, y aunque la presencia de algun que otro troll es inevitable, hasta en eso ha habido un fondo simpático. Yo ahí me acojo al famoso don’t feed the troll, pero cuando muchos contestábais a ese tipo de comentaristas, a menudo lo hacíais con gracia e incluso con paciencia. Y eso os honra.

¿Me quedan cosas por decir? Siempre. MuyLinux ha sido para mi un hobby, no un trabajo, y aunque formaba parte de mi jornada laboral, a menudo no podía dedicarle el tiempo que hubiera querido. Tiempo para publicar más noticias con más chicha, para hacer muchos más análisis de distribuciones, para ahondar en cuestiones técnicas e incluso filosóficas o para hacer entrevistas a personajes relevantes del mundo Open Source.

Y aquí es donde toca explicar el por qué de esa ausencia de tiempo. Toca explicar quién es Picajoso. Quién soy.

Probablemente alguno ya lo supiérais, pero mi nombre es Javier Pastor Nóbrega, más conocido en el mundillo profesional y por mis compañeros como javipas. Aunque llevo cinco años escribiendo para MuyLinux con el pseudónimo de Picajoso, en realidad esa tarea ha sido solo parte de mi trabajo en TPNet, editorial a la que llevo ligado oficial y profesionalmente desde octubre de 2010. Pero el grueso de mi trabajo no era este: he sido el principal editor -allí, con mi nombre real- de MuyComputer junto a Jesús Maturana y Juan Ranchal durante este tiempo, pero a esa segunda tarea de edición, mucho más exigente en tiempo y recursos que la de MuyLinux, le ha acompañado la verdadera responsabilidad que he tenido durante todos estos años: la de la dirección técnica de la editorial TPNet.

Advertencia, desplázate para continuar leyendo

Estar a cargo de todos los servidores que utilizamos para nuestros contenidos y servicios, gestionar la seguridad, los backups, los nuevos retos técnicos a nivel interno y externo, las mejoras y el mantenimiento en los que ya teníamos… todo eso ha sido lo que realmente ha exigido un esfuerzo en tiempo y trabajo -como cualquier sysadmin, uno aprende a tortas- y lo que más me ha impedido rendir como hubiera querido en MuyLinux, sobre todo en los últimos meses en los que las labores como CTO han hecho que mi faceta editorial quedase algo relegada a un segundo plano.

Me llevaré conmigo todas esas experiencias y momentos, pero para mi ha llegado el momento de cambiar de aires. Por muchos motivos. Y no podía por menos que despedirme como se merece de un blog y de una comunidad que ha sido un buen motivo para levantarme todas las mañanas, porque cuando haces lo que te gusta en tu trabajo, no estás trabajando. Estas disfrutando. Así me he sentido siempre con MuyLinux.

Así que solo queria despedirme de todos vosotros con este post, no sin antes daros mi más sincero agradecimiento. A vosotros, desde luego, y a los distintos colaboradores que han puesto su granito (a veces granazo) de arena en MuyLinux, con especial mención a thrash y, cómo no, a Metalbyte. A ellos y a vosotros, gracias por crecer conmigo, gracias por vuestros comentarios, por vuestras sugerencias, por vuestras críticas, e incluso gracias por vuestros comentarios de spam. Porque todo eso ha sido lo que le ha dado su propia personalidad a MuyLinux.

A partir de aquí os quedáis en las manos de Metalbyte, que será el principal responsable de MuyLinux a partir de ahora -con la ayuda ocasional de sus compañeros en MuyComputer-. A mi no tenéis por qué perderme del todo de vista, no obstante: estoy en Twitter (@javipas), y desde hace años tengo mi blog personal, Incognitosis. De hecho será allí donde desvelaré el próximo lunes el próximo paso en mi carrera profesional. Con sorpresa incluida, que conste.

A todos (y todas) de nuevo, un abrazo muy linuxero.

171 Comentarios

Te recomendamos

Actualidad

El pasado 28 de abril de 2011 llegaba al mercado la versión final de Ubuntu 11.04 Natty Narwhal, una distribución que ya de por...

Actualidad

Ciertamente, tener a Linux en las escuelas o, dicho con más propiedad, tener a GNU/Linux en las escuelas, no debería ser una pregunta abierta...

Actualidad

Hace menos de seis meses que publiqué el extenso análisis de Ubuntu 11.04, y en aquella ocasión dejé claras mis impresiones: Unity había provocado...

Miscelánea

Ni estábamos muertos, ni estábamos de parranda. Estábamos, como veis, dándole una vuelta a MuyLinux, que falta le hacía y se nos ha liado...