Conecta con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Actualidad

Spotify para Linux: buen trabajo (y lo que queda)

Spotify se ha convertido sin duda en el rey de la música vía streaming, y últimamente no para de aumentar su número de usuarios a pesar de tener una competencia muy dura y variada. Uno de los puntos claves de este liderazgo es desde luego la existencia de una aplicación de escritorio disponible para cualquier usuario del servicio que usase tanto Windows como Mac OS X, ya que el equipo de desarrollo de Spotify no había prestado mucha atención a Linux.

Pero nos llevamos una buena alegría cuando nos enteramos hace un tiempo que los desarrolladores de Spotify ya estaban trabajando en una versión nativa de su cliente para el sistema del pingüino. Bajo la categoría experimental en su web, nos presentan su cliente para Linux junto con un repositorio listo para agregar a nuestra lista e instalar la última versión disponible. Aunque como en todo, siempre hay un «pero».

Antes de empezar nuestro pequeño vistazo a Spotify para Linux, he de aclararos que el cliente solo ha sido empaquetado para Debian Squeeze y Ubuntu 10.04 o superior (y según he leído, hay un problema en Ubuntu 10.10 con cierta librería de GConf, ya hablaremos de eso) por lo que no podremos instalarlo en distribuciones que usen otro formato de paquetes como por ejemplo el famoso RPM. Tampoco os aconsejo instalarlo en versiones anteriores de Ubuntu o derivados, pues intentándolo me ha dado un fallo de segmentación y sencillamente el cliente no arranca. También es importante aclarar que, debido a que los desarrolladores aún no han conseguido insertar los banners publicitarios en esta versión, la misma solo funcionará con cuentas Unlimited o Premium y no en versiones gratuitas con publicidad. Sin más preámbulos veamos que nos trae esta versión nativa de Spotify.

Agenciándome 7 días de prueba Premium gratis vamos a repasar esta versión muy esperada por muchos usuarios de nuestro sistema. A primera vista podemos comprobar que tanto la pantalla de login como la interfaz general de la aplicación son exactamente idénticas a las de las versiones para Windows, incluso la posición de los botones de cerrado, minimizado y maximizado se sitúan a la derecha independientemente de la configuración que se tenga en Metacity.

Como nota a parte, mencionaros que la interfaz está realizada en Qt, así que, mientras los usuarios de KDE gozarán de una integración estupenda de por si, los usuarios de GNOME tendremos que instalar un paquete extra para brindarle a la aplicación soporte para nuestro escritorio.

La integración nativa se empieza a notar visualmente en los menús del programa, que pasan a usar el tema GTK (o Qt) del sistema tanto en el propio programa como en su icono en la bandeja del sistema (se echa en falta un indicador, pero todo se andará) y la respuesta general de la interfaz es bastante más rápida y «suave» que si usamos la versión para Windows sobre Wine.

Las opciones de compartición parecen funcionar perfectamente, así, si pulsamos la opción de compartir vía Twitter (por ejemplo) Spotify nos abrirá una ventana de nuestro navegador para logarnos y publicar nuestro tweet con la dirección a la canción dentro de Spotify. Cabe señalar que aunque las capturas estén en inglés el programa se encuentra mayoritariamente traducido al español, pudiendo cambiar el idioma predeterminado en el menú Modificar – Preferencias.

Dónde más se nota la diferencia entre lo nativo y lo emulado, es en el consumo de memoria. Spotify para Linux parece consumir unos constantes 19,2 megas de memoria RAM mientras que su versión para Windows bajo Wine unos 20,1 que llegan hasta los 30 megas si sumamos el consumo de los demás procesos de Wine.

Advertencia, desplázate para continuar leyendo

Está claro que el uso de Qt sobre GNOME influye en estas mediciones, y en escritorios KDE seguramente el consumo sea mucho más reducido. En cualquier caso es un consumo «normal» teniendo en cuenta que estamos comparando una versión estable contra una experimental.

Como conclusión podemos sacar que Spotify para Linux va a buen ritmo. Funciona bastante bien para ser una versión experimental y salvo por el detalle de funcionar únicamente con cuentas Premium y Unlimited, sirve perfectamente para el uso diario.

A pesar de no ser una aplicación Open Source, desde luego era una de las aplicaciones que esperaba con más ganas de manera nativa para nuestro sistema, y seguro que muchos de vosotros igual. Todo el que quiera probarlo y cuente con una cuenta de pago para Spotify puede instalarlo siguiendo unos sencillos pasos que ya detalló hace tiempo Picajoso o bien desde la web de Spotify. Para los que les de un error con GConf según he leído la solución temporal pasa por no instalar el paquete spotify-client-gnome-support.

Artículo de Garolard

50 Comentarios

Te recomendamos

Miscelánea

Ni estábamos muertos, ni estábamos de parranda. Estábamos, como veis, dándole una vuelta a MuyLinux, que falta le hacía y se nos ha liado...

Actualidad

Kali Linux 2022.2 es la nueva versión de la distribución especializada en seguridad, la segunda en lo que llevamos de año y trae unas cuentas...

Actualidad

Tras un año de espera, Inkscape 1.2 ha sido oficialmente publicado como estable para continuar con la evolución de este conocido software de creación...

Actualidad

systemd 251 ya está entre nosotros para continuar con la evolución de esta “suite de bloques básicos de construcción para un sistema Linux”, que...