Conecta con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Actualidad

OpenShot 1.0 nunca debería haberse numerado como 1.0

Como indican nuestros compañeros de MuyComputer, el proyecto de desarrollo de un editor de vídeo no lineal para Linux ha llegado a un punto clave en el desarrollo de cualquier aplicación: OpenShot 1.0 ya está disponible, lo que debería significar que tenemos ante nosotros una versión estable.

Pero como han indicado en un análisis en detalle de la aplicación, este editor Open Source no debería haberse lanzado tan pronto: sus carencias y fallos hacen que haya mejores alternativas en el mercado que permiten editar vídeo en Linux.

Varios han sido los medios que han celebrado el lanzamiento de este editor de vídeo para Linux, un proyecto que lleva meses en el candelero y que parecía poder suponer una alternativa viable en un campo en el que Linux aún tiene mucho que avanzar.

En OpenShot 1.0 encontramos teóricamente un flujo de trabajo similar al de otras herramientas de este tipo: la inclusión de clips de vídeo, audio o imágenes para su posterior edición y la integración también de algunos efectos y transiciones.

Sin embargo y tal y como indican en OSNews, la versión 1.0 de OpenShot no se merece realmente esa numeración, que suele indicar que una aplicación está lo suficientemente madura para ser usada con una buena experiencia de usuario.

Muchos son los defectos de esta edición, que por ejemplo no integra bien las transiciones -a no ser que los dos clips implicados estén en distintas pistas- y que por el momento tiene efectos de vídeo poco útiles.

Tampoco se puede establecer el aspect ratio de nuestros clips grabados, o desentrelazarlos para obtener mejor calidad de imagen. Las opciones de exportación no son demasiado flexibles, y tampoco hay una gestión independiente de los efectos o transiciones que vamos añadiendo para saber dónde aplicamos cada uno y en qué momento. Tampoco existe botón de Deshacer (Undo), de modo que si nos equivocamos tendremos que empezar desde el principio.

El artículo original se explaya en este tipo de problemas, y concluye animando al desarrollador a probar mucho más su software antes de publicarlo con un número de versión tan importante. «Simplemente pruébalo y optimiza todo como si el mañana no existiese. Y cuando lo consigas, llama a esa versión 1.0.1″.

Doy fe de esas palabras: ayer estuve un rato jugueteando con OpenShot 1.0 y esperaba mucho más: existen aplicaciones mucho más capaces actualmente en Linux (Kino, PiTiVi), y solo queda esperar que OpenShot mejore mucho en los próximos meses para ganarse realmente ese número de versión.

Advertencia, desplázate para continuar leyendo

49 Comentarios
Advertencia
Advertencia

Te recomendamos

Actualidad

No hace mucho que se celebró Akademy 2022, la cita anual de la comunidad de KDE y entre muchos otros temas, uno de los...

Actualidad

Rocky Enterprise Software Foundation (RESF) es una nueva fundación enfocada en el cuidado y promoción de Rocky Linux, uno de los derivados de Red Hat Enterprise...

Actualidad

GitHub Copilot y CodeWhisperer son herramientas que prometen ofrecer mucha comodidad a los programadores, pero a cambio de posiblemente violar de manera flagrante licencias...

Actualidad

El pasado mes de abril nos hicimos eco de que Debian se había replanteado su política en torno al firmware privativo debido a que,...