Conecta con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Actualidad

Mark Shuttleworth se disculpa por los últimos errores

Shuttleworth

Shuttleworth

Mark Shuttleworth ha reaparecido en su blog personal para disculparse por los últimos tropiezos cometidos por él mismo y por el entorno de Canonical. En concreto, se disculpa por el incidente con fixubuntu.com, que califica de equivocación sin intención, y por haber utilizado el término ‘Tea Party’ para referirse a los detractores de Mir.

En relación al tema de la censura, que por lo visto no ha sido tal, Shuttleworth explica que tienen obligaciones legales que cumplir para conservar la propiedad de la marca, nombre y logotipo de Ubuntu. Por ejemplo, vigilar a los sitios web en Internet que hacen uso de e incluso tramitar la burocracia para que no haya problema con ello. La permisividad de Canonical en este aspecto ha sido siempre manifiesta y no va a cambiar.

Entonces, ¿por qué sucedió lo que sucedió? Como os contamos, fueron varios los medios relevantes no especializados en Linux que se hicieron eco de lo que, parecía, eran presiones para censurar la crítica al problema de privacidad de Ubuntu con las búsquedas en línea. Y es que por mucho que algunos entusiastas de Ubuntu defendieran la postura de Canonical -sin ir más lejos, aquí, en los comentarios de MuyLinux-, una mayoría de espectadores lo veíamos como un intento de censura puro y duro, por muy legal que fuese (que no estaba claro que lo fuese, dicho sea de paso). El debate, de hecho, llegó hasta la comunidad de Debian, cuenta Shuttleworth, que entendió la reacción ante lo que parecía que era, pero no era.

No fue censura. Fue la equivocación de un empleado novato de Canonical, que mandó el mensaje que no debía. Tan simple como eso. Tienen diferentes plantillas de mensajes para según el caso, y mandó la menos indicada. ¿Suena raro? Suena raro. Pero más raro suena que el jefazo de una gran empresa se ponga a inventarse historias en su blog personal (lo normal es que ni den explicaciones, o que las dé alguien de menor rango; en este sentido Shuttleworth es todo un ejemplo, las cosas como son).

En cuanto a lo del Tea Party, fue una expresión desafortunada, inadmisible en un debate que se supone debe ser técnico y serio, aunque es precisamente en ese tipo de debates donde los ánimos se calientan y… «De vez en cuando cometemos errores«, dice Shuttleworth. «Cuando lo hacemos es apropiado disculparse, no olvidarlo y tomar medidas para garantizar que no vuelva a pasar«.

Así, el fundador de Canonical le quita un poco de hierro al asunto y se disculpa con quienes se sintiesen ofendidos, aunque aclara que la pulla no iba dirigida a los detractores técnicos, sino a quienes critican sin conocimientos y normalmente por motivos políticos.

«Para que conste, la crítica técnica es parte de lo que hace tan bueno al software Open Source. Es bienvenida y apreciada en Canonical; recibir comentarios, opiniones, sugerencias para mejorar de gente competente a la que le importa esto, es parte de por qué nos gusta desarrollar software Open Source«, comenta Shuttleworth.

Se cierra así más de un mes de agrias polémicas con Mark Shuttleworth, Canonical y Ubuntu como protagonistas. Todo un alivio que, no obstante, puede no durar demasiado, pues las razones de fondo no han cambiado un ápice: el desarrollo de Mir sigue adelante con la oposición de parte de la comunidad GNU/Linux y el problema de privacidad está estancado. Aunque una cosa es que haya debate, debate encendido incluso, y otra que se llegue a los extremos de esta vez, en la que las formas desvirtúan cualquier discusión.

Advertencia, desplázate para continuar leyendo

[Opinión] El primer asunto (Mir) es, es mi opinión, una decisión soberana de Canonical que debería ser respetada y, en lo posible, apoyada, siempre que no perjudique el interés general de GNU/Linux. Todavía no ha dado tiempo a que eso ocurra, así que por lo menos el beneficio de la duda habría que darles. El problema de privacidad es más espinoso y mientras Canonical no cambie de política, y lo tienen muy fácil, se le seguirá reprochando inevitablemente de cuando en cuando.

Pasamos página. Mark Shuttleworth se ha explicado y ha ofrecido excusas. Ahora no estaría nada mal que la otra parte se relaje también un poco.

117 Comentarios

Te recomendamos

Miscelánea

Ni estábamos muertos, ni estábamos de parranda. Estábamos, como veis, dándole una vuelta a MuyLinux, que falta le hacía y se nos ha liado...

Actualidad

Kali Linux 2022.2 es la nueva versión de la distribución especializada en seguridad, la segunda en lo que llevamos de año y trae unas cuentas...

Actualidad

Fedora 36 ya está disponible como la última versión de la distribución comunitaria patrocinada por Red Hat, la cual es además la gran pionera...

Actualidad

Tras un año de espera, Inkscape 1.2 ha sido oficialmente publicado como estable para continuar con la evolución de este conocido software de creación...