Conecta con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Actualidad

Por qué openSUSE es la mejor distribución KDE

OpenSUSE-KDE

Vaya por delante que este es un artículo de opinión, mi opinión, y como tal es más que probable que muchos no estéis de acuerdo conmigo, comenzando por el mismo título de esta entrada. No obstante, openSUSE es la mejor distribución KDE actualmente, y lo es por buenas razones.

OpenSUSE-KDE

Lo primero es aclarar bajo qué términos se mide una distribución sobre otra, dejando los gustos personales aparte. Para ello me apoyo desde ya en un completo e interesante artículo publicado hace unas semanas en The Linux Experience, cuyo título es tan descriptivo como ‘King of KDistros’.

El autor del artículo enlazado hace una buena comparación entre algunas de las principales distribuciones GNU/Linux con KDE como escritorio bandera. Las contendientes en liza son openSUSE 11.4, Mandriva 2011, Fedora 15, PCLinuxOS 2011, Kubuntu 11.04 y Pardus 2011.1. La selección de sistemas es coherente y el criterio utilizado para realizar las comparaciones también, examinando las distribuciones en puntos como facilidad de uso, rendimiento, compatibilidad de hardware, soporte multimedia, etc.

El «pero» que le saco al artículo es muy personal, y es que yo no miro por la mejor distribución GNU/Linux con KDE como entorno de escritorio, sino por la mejor distribución GNU/Linux para un «kdeero» de pro (o un usuario entusiasta, si así lo preferís), y bajo ese prisma para mí es imprescindible que se cumplan cuatro requisitos:

  • Un compromiso claro de la distribución con KDE
  • La mejor implementación del escritorio con el sistema
  • Una buena selección de aplicaciones KDE/Qt externas a las que forman parte del mainstream y extragear de KDE
  • Y, sobre todo, la mejor forma -estable, cuidada y sencilla- de actualizar a las nuevas versiones de KDE conforme salgan

De las distribuciones anteriores, para mi punto de vista Fedora no cumple con el primer requisito. Y que nadie me entienda mal, no dudo que los responsables del spin KDE de Fedora lo hagan bien o que usar KDE en Fedora no pueda ser genial. Simplemente, Fedora pone por delante a GNOME, y eso se nota desde el momento en que al resto de ediciones por escritorio se les llama spins.

Con el segundo requisito en mente la siguiente en caerse de la lista es PCLinuxOS, y como en el caso de Fedora, no es por que sea una mala distribución, todo lo contrario (de hecho, me arriesgo a decir que PCLinuxOS ofrece uno de los sistema/KDE más ligeros de fábrica). Pero el antiguo Centro de Control de Mandriva no ayuda a sentir una experiencia cien por cien kdeera.

El tercer requisito es el adiós para Pardus, otra distribución genial pero bastante falta de paquetes, aunque dispone de herramientas propias y exclusivas muy interesantes. No obstante tampoco pasaría el listón del siguiente punto.

En el cuarto y último requisito se caen todas excepto openSUSE. Primero Mandriva, porque estar a la última en ella en lo que a KDE respecta no es muy amigable que digamos; segundo Kubuntu, porque para el mismo propósito hay que tener activados unos backports que incluyen mucho más a actualizar de lo deseado.

openSUSE cumple todos los anteriores requisitos con nota, especialmente el último al ofrecer repositorios extra exclusivos para mantenerse al día con las nuevas versiones de KDE, sin incluir otros paquetes que puedan afectar a la estabilidad del sistema (aunque siempre pueda existir algún fallo, no hay software que se libre de eso). Además y como el resto de distribuciones citadas, openSUSE cumple con los requisitos que cualquier usuario le pide a su sistema: buen rendimiento, facilidad de uso, estabilidad, etc.

Advertencia, desplázate para continuar leyendo

En este tramo del artículo, es posible que usuarios de dos distros muy especiales alcen la voz, con razón, pues la anterior lista se olvida de dos candidatas a tener muy en cuenta: Arch Linux y Chakra. Pero Arch Linux es un sistema del háztelo tú mismo, por lo que no cumple con el primer requisito (y en parte, tampoco con el segundo), y el cuarto podría ser objeto de debate, pues si bien Arch Linux es mucho más estable de lo que piensa quien no la ha utilizado a fondo, personalmente de nuevo me sobra estar actualizando de seguido componentes delicados como las X, los controladores de la tarjeta de vídeo y cosas por el estilo (aún así, yo nunca tuve un problema en mi etapa archer).

Chakra es otra historia. Desde luego, cumple con todos los requisitos planteados con creces y su esfuerzo para con KDE es para elogiar, por lo que tal vez sería la única con la que openSUSE podría compartir su trono. El único «pero» se lo pongo a su instalador, limitado para mi gusto y necesidades.

openSUSE también tiene sus debilidades, faltaría más, como una menor cantidad de paquetes que Kubuntu (aunque es difícil que falte algo importante), y… Y ya está, pero algo hay.

En definitiva, todas las distribuciones mencionadas son excelentes para un buen kdeero, pero openSUSE despunta por encima de las mismas por lo dicho, y repito con especial atención: sus repositorios extra, con una gestión de los mismos realmente sencilla (en ninguna otra distro es más sencilla, ni siquiera Ubuntu) y un trabajo por parte de sus empaquetadores realmente admirable.

De cualquier forma, esta opinión que acabáis de leer no es más que eso, una opinión personal escrita aprisa con unos baremos que no tienen por qué ser los que le marquen la diferencia a todo el mundo, aunque sí creo que tienen un apreciable grado de objetividad, si es que a alguien le interesan los requisitos planteados.

122 Comentarios

Te recomendamos

Miscelánea

Ni estábamos muertos, ni estábamos de parranda. Estábamos, como veis, dándole una vuelta a MuyLinux, que falta le hacía y se nos ha liado...

Actualidad

El pasado 28 de abril de 2011 llegaba al mercado la versión final de Ubuntu 11.04 Natty Narwhal, una distribución que ya de por...

Actualidad

Kali Linux 2022.2 es la nueva versión de la distribución especializada en seguridad, la segunda en lo que llevamos de año y trae unas cuentas...

A fondo

La información sobre la que se sustenta esta entrada tiene un par de semanas, pero vale la pena no darla por perdida por las...