Conecta con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Actualidad

16 cosas que [probablemente] te molestarán en Ubuntu 10.04 Lucid Lynx

Interesante el post de Benjamin Humphrey, líder del equipo del proyecto Ubuntu Manual, que ha publicado un artículo con 16 cambios de la interfaz de Ubuntu 10.04 LTS Lucid Lynx que en muchos casos no tienen una justificación clara y que pueden llegar a molestar a los usuarios de esta distribución.

El post ha sido plagiado trasladado a OMG! Ubuntu con el permiso del autor, así que también podéis leerlo allí, y yo simplemente realizo una traducción/adaptación más resumida de esos 16 puntos que Humphrey ha tenido en cuenta.

Hay que destacar que la mayoría de ellos se refieren a temas de usabilidad, y que también muchos de ellos son básicamente opiniones propias de Humphrey que algunos podéis/podemos no compartir, pero aún así es un artículo que vale la pena consultar. También es curioso que Humphrey tiene muy en cuenta la impresión que dichas molestias pueden llegar tener en gente que llega de Windows y quiere probar Linux, algo interesante.

Los 16 problemas de Ubuntu 10.04 LTS Lucid Lynx serán los siguientes según dicho artículo:

Control de las ventanas: seguro que ya habéis leído sobre esto. Los controles de cerrar, minimizar y maximizar ventanas están a la izquierda en lugar de la derecha, como siempre habían estado. Eso es un error porque los usuarios de Ubuntu no están acostumbrados a ello, pero también pasa con los que lleguen de Windows.

Transparencias mal en el área de notificación: un problema menor a mi entender, pero que en realidad debería haber sido arreglado hace tiempo ya que lleva ahí desde las primeras alphas de Karmic. El problema reside en que los iconos «no estándares» no quedan bien integrados con el área de notificación.

Rythmbox no para de pedir plugins: no uso Rythmbox, pero parece que en Lucid Lynx esta aplicación no para de pedir plugins para códecs que en realidad ya hemos instalado.

Advertencia, desplázate para continuar leyendo

Barra de progreso del Centro de Software: si la captura que incluye es correcta, desde luego la barra de progreso que indica cuánto llevamos avanzado del proceso de instalación de cierta aplicación es un desastre estético. Uf.

Iconos de los menús: aquí el autor original es incluso más picajoso que yo, porque pide que o bien estén todos los iconos, o bien que no esté ninguno, pero no que haya unos y otros no estén. Tiene su parte de razón -¿qué les cuesta hacerlos todos?, pero es algo que no molesta especialmente.

Márgenes en las notificaciones: otra pijadita que molesta a Humphrey y que efectivamente podría ser corregida con un poco de esmero.

Área de notificación demasiado ocupada: bueno, aquí sí que se imponen los gustos, ya que hay mucha gente que agradecerá tener mucha información en ese panel de serie. Eso quita espacio para, por ejemplo, tener ahí el

Fuentes por defecto, puntero por defecto: de nuevo, un tema un poco subjetivo. El autor prefiere fuentes pequeñas, de 8 puntos a 96 dpi, en lugar de las fuentes de 10 puntos y 96 dpi convencionales, y lo mismo para el puntero, que debería ser según él más pequeño. Yo diría que esto depende de la resolución de pantalla más que de otra cosa, pero no es un cambio que sea difícil implementar por parte del propio usuario si no está a gusto.

Ctrl+Alt+Delete: la famosa combinación de teclas debería mostrar el monitor del sistema y no hacer que cerremos la sesión, según el autor. Sobre todo, dice, para gente que llega de Windows y está acostumbrado a ese comportamiento. Debo reconocer que yo sigo asociando esa combinación al gestor de tareas de Windows, pero como muchos otros puntos, es un poco subjetivo.

Pidgin debería minimizarse, no cerrarse: no uso Pidgin, así que no he experimentado esta molestia, pero el autor afirma que cuando se cierra la ventana de contactos se cierra la aplicación, cuando en realidad debería minimizarse y quedar en el panel de sistema, como ocurre con Empathy. Pues ya por pedir, la verdad es que tiene razón.

Adiós a Computer Janitor («Encargado de limpieza»): aquí debo estar completamente de acuerdo con Humphrey, que indica que este asistente limpia tu máquina, pero también rompe dependencias y software que hemos instalado a partir de paquetes .deb. Un peligro. Aunque el remedio es obvio: simplemente, no uséis este programita.

El menú de preferencias es gigante: cierto, y parece que cada vez nos recuerda a aquellos desplegables interminables de Windows 95/98/XP. Deberían tratar de reorganizarlo de alguna forma.

El applet para el volumen es feo: otro punto algo subjetivo de nuevo. El autor se queja de que la barra de deslizamiento es demasiado corta, y que las opciones deberían estar mejor agrupadas. Pijaditas que sí, quizás se podrían mejorar.

Estadísticas de uso de batería: al pinchar sobre el icono de batería aparece información muy específica sobre el tipo de batería, pero no necesitamos dicha información, sino simplemente un icono que nos muestre en detalle cuánto tiempo nos queda antes de que la batería se agote.

MeMenu no importa la imagen del About Me: una función que efectivamente deberían poder implementar para no configurar uno y otro avatar por separado, pero que me parece bastante poco importante. Aunque todo suma, desde luego.

Seguro que hay más cosillas molestas, pero la lista del artículo de Humphrey es bastante interesante, sobre todo porque como él dice con el título del artículo, son los pequeños detalles los que importan. Y tiene mucha razón.

112 Comentarios

Te recomendamos

Actualidad

El pasado 28 de abril de 2011 llegaba al mercado la versión final de Ubuntu 11.04 Natty Narwhal, una distribución que ya de por...

Actualidad

Hace menos de seis meses que publiqué el extenso análisis de Ubuntu 11.04, y en aquella ocasión dejé claras mis impresiones: Unity había provocado...

Actualidad

Ciertamente, tener a Linux en las escuelas o, dicho con más propiedad, tener a GNU/Linux en las escuelas, no debería ser una pregunta abierta...

Actualidad

Nos encontramos al fin ante Fedora 14, la última versión de la distribución comunitaria de Red Hat, y lo hacemos con un análisis detallado...